El combo Cardona

Comprarlo o no comprarlo. Darle una última oportunidad con la azul y oro o darle las gracias y buenas tardes mucho gusto. Ésa es la cuestión que divide las aguas en el Mundo Boca. En 20 días se vence el plazo para hacer uso de la opción de compra por Edwin Cardona y el Consejo de Fútbol xeneize, con Juan Román Riquelme a la cabeza, empieza a barajar opciones con respecto al futuro del colombiano, figura excluyente de la goleada frente a Aldosivi.

Mirá también

Mirá también

Mirá también

La decisión que tome Boca no será gratuita. Ni a nivel deportivo, claro, ni a nivel económico. La ficha de Edwin tiene un valor de cinco millones de dólares netos para los Xolos de Tijuana, el club dueño del pase del enganche. Y eso hay que sumarle el contrato del futbolista por tres temporadas. ¿Vale la pena?

En la encuesta de Olé, la mitad más de uno de los hinchas votaron en contra de la continuidad del volante (dejarlo ir, ya cumplió su ciclo), aunque un alto porcentaje pidió por la renovación del préstamo, una salida intermedia que el Consejo maneja como opción pero por diferentes motivos no parece la opción más viable. Para que eso ocurra deberían suceder dos cosas. Por un lado, que Xolos acepte negociar una nueva cesión. Y por otro, que el jugador de el OK para continuar un año más a préstamo y no busque hacer una diferencia económica mediante la transferencia definitiva a otra institución.

Mirá también

Mirá también

El lunes, después del triunfo en Mar del Plata en el que participó de los tres goles, Cardona dejó en clara cuál es su idea con vistas al 2022. “Yo quiero quedarme mucho tiempo acá, trabajo para eso. Como todos los seres humanos, también cometo errores. Pero yo sólo quiero demostrar en el campo de juego lo que puedo dar”, avisó Edwin. Y agregó: “Estoy agradecido con la gente que me apoya, con mi familia y con Dios por este partido. Todavía falta mucho más, vamos a ver cómo termina”.

Hasta hace pocas semanas, la situación futbolística y contractual de Cardona parecía cosa juzgada. Su decisión de bajarse de la llave de octavos de Copa frente a Mineiro para pasar unos días de vacaciones en familia en Colombia provocaron un descontento generalizado, tanto de los hinchas como de los dirigentes y sus propios compañeros.

De hecho, al igual que su compatriota Sebastián Villa, también debió ofrecer disculpas por su accionar delante del grupo y de manera pública frente a los micrófonos. Edwin se reincorporó al grupo a mediados de julio, reapareció como titular en la derrota frente a San Lorenzo (esa noche jugaron los pibes debido al aislamiento del plantel profesional) y de a poco fue ganándose un lugar en el 11 de Battaglia, pese a haber sufrido dos lesiones que lo hicieron retroceder algunos casilleros.

Mirá también

Lo que viene

A Cardona le quedan solamente tres partidos para intentar revertir la historia: ante Sarmiento en la Bombonera, Independiente en Avellaneda y Newell’s como local. Luego de eso, el colombiano seguirá formando parte del plantel hasta el 31 de diciembre pero ya sabrá si el Xeneize hace uso o no de la opción de compra.

Mirá también

Hasta el momento, el único intento del Consejo fue para renegociar las condiciones que figuran en el contrato actual del futbolista, y que prevé un monto a percibir por el volante en caso de que Boca adquiera su pase. Ahí, un detalle: hasta diciembre, el sueldo mensual de Cardona es pagado en partes iguales por Boca y Xolos.

Pero si Boca hace uso de la opción, tendrá que costear el 100% de uno de los contratos más altos del plantel. Según pudo averiguar Olé, el Consejo tendría pensando ofrecerle un contrato en pesos y con una importante reducción en el salario. Del lado de Cardona, en cambio, piden incluso fijar un nuevo valor del dólar.

Mirá también

Mirá también

Battaglia, a todo esto, espera que todo se resuelva lo antes posible. “Verlo comprometido siempre es importante”, dijo luego del 3-0 al Tiburón. El DT lo quiere en la cancha y, si no, ya empezar a trabajar en la búsqueda de un reemplazante.

Eso sí: el combo Cardona viene completito: con la parte buena que ofrece su talento, y con la otra, la de sus actitudes que no siempre son las que el hincha y el club espera. Edwin es así. Es tómalo o déjalo…

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *