El claro objetivo de Boca en Rosario

La gente de Boca lo percibe, lo intuye. La sensación de un campeonato cercano está en el ambiente, se huele en el aire, en el ánimo del plantel, que anda derecho peleando en los dos frentes, en una racha positiva (15 partidos invicto, con 12 triunfos y 3 empates entre torneo y Copa Argentina) que se extiende y amenaza a alcanzar una dimensión histórica.

Mirá también

Por eso mismo, no sorprendió que este sábado desde antes del mediodía ya hubiera hinchas en la puerta del City Center, el coqueto hotel y casino ubicado en la entrada de Rosario, donde casualmente se hospeda el plantel de Hugo Ibarra. El marco previo fue impresionante y terminó de explotar con la llegada de los jugadores a la ciudad que siempre estuvo cerca.

No alcanzaron ni las vallas ni la seguridad privada del hotel, ni el refuerzo de la Policía de Santa Fe, el desborde no se pudo evitar y los jugadores ingresaron como pudieron al hotel, con miles de hinchas rodeándolos desde los cuatro costados.

Mirá también

Mientras el resto del fútbol argentino hace cuentas e invoca martingalas para ver qué rival, o en qué cancha Boca puede perder puntos, el equipo de Ibarra sigue su marcha triunfal rumbo al campeonato. La principal virtud del plantel y del cuerpo técnico es que la confianza no supone relajación, porque todos son conscientes de lo que tuvo que batallar este equipo para llegar hasta donde llegó.

Desde la salida traumática de Sebastián Battaglia, a la no menos compleja llegada de Ibarra, que supuso un cisma interno por la partida del capitán Carlos Izquierdoz y otras crisis subsiguientes como la pelea de Darío Benedetto con el Consejo, el round de Pipa con Carlos Zambrano, la lesión de Sebastián Villa, la de Exequiel Zeballos, suspensiones, hasta la última pérdida del capitán Marcos Rojo.

Mirá también

Fue después de la derrota ante Patronato en Paraná que pareció que el ciclo de Ibarra iba a naufragar temprano, que se produjo un quiebre inesperado hasta este presente soñado.

Sebastián Villa volvió a concentrar luego de la operación en los meniscos. Este domingo irá al banco ante Newell's (Foto: Juanjo García).

Sebastián Villa volvió a concentrar luego de la operación en los meniscos. Este domingo irá al banco ante Newell’s (Foto: Juanjo García).

Agustín Rossi fue uno de los más ovacionados por los hinchas de Boca en Rosario (Foto: Juanjo García).

Agustín Rossi fue uno de los más ovacionados por los hinchas de Boca en Rosario (Foto: Juanjo García).

El camino no fue fácil ni exento de vaivenes. Fue en la misma dificultad, en el ir superando obstáculos que este equipo fue forjando su espíritu. Esa fue la principal razón que sostuvo al plantel en los partidos, sobre todo en los que fue superado, para ir encontrando la forma de ganar pese a todo. El triunfo superclásico contra River, con ese gol sanador de Benedetto, es el ejemplo que ilustra.

Mirá también

Y así llega Boca a esta definición del torneo. Si Racing no se rinde, si Atlético Tucumán se aferra a su campaña histórica pese al empate ante Central, si Huracán sigue ganando, pues Boca tampoco deja flancos abiertos. Así llegó este sábado a Rosario, donde lo espera un rival siempre difícil, siempre de cuidado como es Newell’s, que debe defender su clasificación parcial a la Copa Sudamericana y para eso no puede perder puntos.

Y mientras el resto saca cuentas y pelan calculadoras, en el plantel xeneize la ecuación es sencilla: si saca seis puntos de los nueve que le quedan en disputa, Boca será campeón sin depender de nadie más. Ganar hoy significará, ni más ni menos, que un triunfo en el Bosque en el partido pendiente ante Gimnasia le dará la estrella número 73.

"Pipaaaaa, Pipaaaaaa", la ovación de los hinchas para el 9 de Boca en Rosario (Foto: Juanjo García).

“Pipaaaaa, Pipaaaaaa”, la ovación de los hinchas para el 9 de Boca en Rosario (Foto: Juanjo García).

Será una prueba difícil para el puntero, que llega sin Rojo, con Alan Varela en duda y con algunos cambios en el medio producto del desgaste de partidos (ver página 12). De todas maneras quedó dicho: el plantel siempre estuvo a la altura del reto que se le presentó adelante. Quizá por eso, la gente de Boca no se fue de la puerta del hotel, ya que como no podrán estar este domingo en el Coloso, montaron una vigilia y ahí están todavía. Cerca.

Mirá también

El posible 11 de Boca para visitar a Newell’s

Agustín Rossi; Luis Advíncula, Carlos Zambrano, Facundo Roncaglia, Frank Fabra; Cristian Medina, Pol Fernández, ¿Alan Varela o Esteban Rolón?, Juan Ramírez; Luca Langoni y Darío Benedetto.

Los concentrados de Boca para visitar a Newell's.

Los concentrados de Boca para visitar a Newell’s.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *