El campeón y el final del torneo contra la cátedra

“Crisis en Boca“. Pocos minutos después de la trepidante definición de la Liga Profesional, el community manager del campeón publicó esas tres palabras que tanto resonaron durante buena parte de este mismísimo campeonato para describir situaciones que (se vivieron) se vivían desde la Bombonera hasta el Boca Predio, ida y vuelta.

Mirá también

Riquelme saluda.
Boca -  Independiente. Foto. Telam

Riquelme saluda.
Boca – Independiente. Foto. Telam

Mirá también

Boca superó cada una de sus turbulencias con aplicados triunfos, tapó carencias de juego con las atajadas de Rossi y un gol de ventaja, superó hasta peleas entre compañeros con más triunfos, toleró un cambio de entrenador y el estreno de un novato en Primera como Hugo Ibarra, disfrutó de la aparición de pibes de la cantera (Langoni, el top en el sprint decisivo) y tuvo autoridad en momentos en los que la autoridad es absolutamente necesaria (superclásico, por caso). Y Riquelme quedó ungido una vez más como la persona más importante de nuestro fútbol puertas adentro.

Saludo de Gallardo y Gago (Failla).

Saludo de Gallardo y Gago (Failla).

Boca no fue el único que dejó mensajes fuertes en este cierre de competición. “Teníamos que resguardar nuestra integridad y dignidad” y “nunca dudamos en ir al frente“, dijeron Gallardo y Falcioni en sus despedidas de River e Independiente. El Muñeco y Julio César cerraron sus ciclos en contextos absolutamente distintos, pero con un denominador común: sus jugadores pueden mirarse a la cara más allá de lograr resultados que fueron o pudieron haber sido aprovechados por sus clásicos rivales. Sus hinchas, más que nada los devotos de Gallardo, atraviesan sensaciones contrapuestas por haberle servido el título a Boca y lo manifiestan en las siempre invictas redes sociales.

Mirá también

Augurar que con esto -la definición (casi) sin mezquindades- va a surgir un nuevo fútbol argentino sería imprudente, aunque sí es una caricia en medio de tantas cachetadas de todo tipo y color, empezando por no saber cómo se va a jugar el campeonato 2023. Por suerte, el Mundial da tiempo para definirlo.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *