El Cacique de Liniers

Era una serie muy especial. Le tocaba enfrentar al equipo que había clasificado a la Copa Libertadores, a ese Talleres que le dio un nombre en el fútbol argentino con un gran 2021. Después de irse de la T, al Cacique Medina la vida no le sonrió en el Inter de Porto Alegre, donde apenas duró un suspiro. Pero cuando lo fueron del club brasileño, su apellido comenzó a aparecer en el radar de equipos argentinos que buscaban un entrenador para reiniciar un proyecto. Lo sondeó San Lorenzo, aunque finalmente el que lo convenció fue Christian Bassedas, el director de la secretaría técnica del Fortín. Y el uruguayo de 44 años aceptó la propuesta, cuando la vida no era color de rosa por Liniers: el Fortín no paraba de perder en el torneo local, parecía que no clasificaba ni siquiera a los octavos de la Sudamericana.

Pero todo cambió para Vélez. El equipo del interino Vaccari logró el milagro de meterse en los octavos de la Libertadores, con el triunfo agónico en Uruguay con Nacional y la goleada ante los suplentes de Estudiantes. En pleno envión, llegó Alexander. Y su llegada tuvo un dato no menor: se hizo cargo del plantel cuando el sorteo de la Copa Libertadores marcaba River en octavos y, claro, cuando casi todos lo daban eliminado de antemano…

Mirá también

Aunque en el torneo de la Liga Profesional el equipo parece sin rumbo, algo que molesta mucho a los propios jugadores, este Vélez demostró de la mano de su entrenador una personalidad especial en los duelos coperos. Porque se la bancó contra el equipo de Gallardo, al que eliminó -sobre todo- por el gran partido que hizo en la ida. Aunque esa tendencia también se vio en este duele ante los cordobeses, pese a la siesta que casi le cuesta el primer triunfo.

El Cacique encontró una base y le dio rodaje. Esperó bien parado que la T le dejara espacios, se enojó en un tole tole generalizo y vio la roja y vio en el vestuario el golazo de Julián Fernández. No fue a la conferencia porque vio la roja. Lo suyo lo hizo en cancha.

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *