El Bohemio rescató un empate en Santiago del Estero

Ni un minuto aguantó la paridad en el Madre de Ciudades. Gabriel Schurrer les pidió a sus jugadores que salieran a ganar el último partido de local con su público, pero nunca se imaginó que la primer jugada terminaría adentro de los tres palos. Santiago Rosales encaró a la defensa de Atlanta y cruzó el remate al segundo palo para que no llegara Juan Rago: una hermosa definición.

Mirá también

Además, Rosales casi vuelve a convertir dos minutos más tarde, pero la pelota se estrelló en el travesaño. Comienzo frenético para Mitre aprovechando la siesta del Bohemio. Los dirigidos por Walter Erviti pagaron caro la distracción y a partir de ahí todo fue cuesta arriba en Santiago.

Mirá también

Igualmente, no es la primera vez que los de Villa Crespo tienen que dar vuelta un resultado y se quedan sin ideas. Cerrados en la posesión, muchas veces sus ataques terminaron en la nada y le regalaron a sus rivales la posibilidad de un contraataque con una última línea mal parada. Pero esta vez fue el taco de Ignacio Colombini el que cambio la trayectoria del disparo y la suerte de su equipo.

Mirá también

El Aurinegro se desentendió del juego y lo dejó acercar al rival al área. Tantas ocasiones tuvo Atlanta que finalmente pudo cambiar la desventaja que tenía. Premio para la insistencia y a las formas de jugar del Bohemio, que deberá mejorar la efectiva para el siguiente torneo.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *