El Balón de Oro que la mafia le robó a Maradona


La revista France Football, que ahora entrega el Balón de Oro en soledad pero hasta hace pocos años lo hacía junto con la FIFA, tenía una regla que cumplió hasta 1995: el premio al mejor futbolista del año sólo podía recibirlo un jugador europeo. Por ese motivo, estrellas como Pelé y Diego Maradona jamás pudieron levantar dicho galardón. Para corregir esa injusticia histórica, en el 94 le entregaron un Balón de Oro honorífico a Pelé y en el 95 hicieron lo propio con el D10S argentino.

Mirá también

Pero Diego sí ganó un Balón de Oro. A partir de 1982, la FIFA decidió premiar al mejor jugador de cada Mundial con una estatuilla. Ese año, tras la Copa del Mundo en España, el trofeo fue para Paolo Rossi, goleador de la Italia campeona. Y en 1986, el vencedor estaba cantado. Maradona, como no podía ser de otra manera después de su show en México, robó en la elección final por delante del arquero alemán Harald Schumacher y el enganche danés Preben Elkjaer Larsen.

Mirá también

Lo increíble fue el destino que tuvo ese trofeo. A su regreso a Italia, el 10 argentino decidió depositar el Balón de Oro en el banco de Nápoles junto con otras joyas, como relojes de mucho valor. Tres años después, en 1989, se produjo un histórico asalto al Banco de Nápoles y allí robaron el premio de Diego. 

Mirá también

Nunca más se supo qué pasó con ese trofeo hasta que en el 2011, un ex capo de la camorra (mafia) napolitana llamado Salvatore Lo Russo fue capturado por la Policía y declaró en la Fiscalía sobre el destino que tuvo el Balón de Oro. Lo Russo contó que a principios de los años 90 ayudó a Maradona a intentar recuperar sus pertenencias. Primero, logró dar con aquellos relojes robados. Incluso, reveló que le llevó a Diego algunos relojes que finalmente no eran suyos, de muchísimo valor, y que el argentino devolvió. Pero no tuvo éxito con el Balón de Oro. Cuando dio con el clan que lo había robado, el premio ya había sido fundido y convertido en lingotes de oro para su venta.

Mirá también

Así, el único Balón de Oro que conserva el Diez es el que le fue otorgado de manera honorífica en 1995. ¿Cuántos tendría de haber podido participar del premio? Tres sin dudas (1986, 1987 y 1990) y posiblemente también uno más (1989). El de 1988, que fue para Marco Van Basten, era complicado porque el holandés salió campeón de Italia con el Milan y campeón de la Eurocopa con su selección.

MIRA LA ENTREGA A DIEGO DEL BALON DE ORO EN 1995:

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2