El amistoso contra los chilenos fue un absurdo

En las últimas horas se viralizó un video de una charla técnica que tuvo Martín Demichelis en uno de sus últimos partidos como DT del Bayern Munich B. En ese minuto con veinte segundos se puede apreciar más de lo que pudimos ver en el debut frente a Unión La Calera.

Si bien Micho le habla a un grupo de alemancitos aplicados y prolijos -el vestuario de River es otra cosa-, no deja de hacerlo con una intensidad muy marcada y con frases contundentes. La primera: “Mientras mantengamos la ventaja, ellos van a tener que tomar riesgos, nosotros no. ¡Seamos inteligentes!”. En la segunda, que viene en relación a esa circunstancia, toma postura: “Tengan la pelota, mantengan la pelota, me importa un carajo si los hinchas quieren cinco goles. Yo quier ganar uno a cero… ¡Uno a cero! Pero quiero ganar los tres puntos. Ganemos 1 a 0. ¿Estamos de acuerdo?”.

Barco se lleva la pelota. Prensa RiverBarco se lleva la pelota. Prensa River

Hay que hablar más de estas cosas porque el amistoso contra los chilenos fue un absurdo. Quedó claro que la intención de estos tipos fue golpear sin importarles demasiado lastimar a sus rivales, es decir nosotros. Lo que le hizo César Pérez a Kranevitter fue para cagarlo a trompadas o decirle al árbitro que retirábamos el equipo de la cancha. Pero bueno, River no hace boxeo ni abandona.

El momento de la fractura de Kranevitter.El momento de la fractura de Kranevitter.

No hablemos de esquemas, posicionamientos y esas cosas… Sí se puede contar que el equipo del segundo tiempo se mostró más picantón que el del primero en sus intenciones ofensivas; que ver jugar en el aire a Matías Suárez fue como si todavía estuviésemos viendo partidos en directo desde Qatar; que algunos de los grandes señalados del 2022 -González Pirez, Paradela, Elías, Herrera- le mostraron a Demichelis que intentarán que con él las cosas sean distintas; que Barco puede ser el extremo que tanto busca nuestro DT y que Palavecino sigue siendo un pibe que pide titularidad siempre.

No importó el resultado. Ahora vienen las Fiestas, luego la vuelta y a arrancar la pretemporada. Ahí los bifes se empezarán a cocinar con Nacho Fernández como nuestro principal masterchef. Bienvenido a casa, Micho querido. En vos confiamos.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *