Djokovic y la definición de su caso

El equipo legal de Novak Djokovic comenzó este domingo por la noche en Argentina (la mañana del lunes en Australia) la audiencia virtual de apelación contra la revocación de su visa para ingresar a Australia. En el caso de que la revisión resulte a su favor, Nole daría un paso adelante para poder participar del Australian Open que comenzará el lunes 17 de enero.

El tenista serbio, quien según su madre se encuentra en “condiciones inhumanas” en el hotel, presentó su caso a través de su equipo jurídico para poder competir y buscar su décimo título del Abierto de Australia. En ese sentido, en la primera parte de la audiencia, el abogado principal de Djokovic, Nicholas Wood, presentó el caso de su cliente argumentando que el serbio intentó por todos los medios presentar los documentos que le pedían los oficiales encargados de la aprobación o rechazo de su visado.

Mirá también

Según explicó Wood, Djokovic estuvo incomunicado por unas cuantas horas de la madrugada y le pidió al delegado que rechazó su visa que le diera tiempo para que él pudiera preguntarle a la gente de Tennis Australia, a su agente y a quien correspondiera para mostrar la información necesaria​ y poder obtener la aprobación.

La frase clave de la audiencia hasta ahora (la misma fue pausada por una hora) fue del juez Anthony Kelly: “¿Qué más podría haber hecho este hombre?”, refiriéndose a que Djokovic intentó por todos los medios presentar los documentos que le pedían y basándose en que la exención médica fue otorgada por expertos de primer nivel.

Un detalle central en el caso es el procedimiento tomado por los oficiales de inmigración para cancelar la visa de Djokovic y si los procesos fueron seguidos correctamente.

Mirá también

La Fuerza de Fronteras de Australia (ABF por sus siglas en inglés) canceló la visa de Djokovic en el aeropuerto a través de las leyes de la nación, que les permiten anular la visa si una persona presenta un riesgo “para la salud, seguridad u otro orden de la comunidad australiana”. En ese sentido, decidieron que Djokovic, al no estar vacunado, era una amenaza.

El abogado de Djokovic discutió los requerimientos a Djokovic para ingresar a Australia, entre los que se destaca que el tenista hizo una declaración de viaje completa que incluía evidencia de su exención médica debido a su infección por Covid, además de que ninguna de las leyes australianas establece explícitamente que las personas no pueden ingresar a Australia a menos que estén vacunadas o que necesiten proporcionar dicha prueba.

Además, argumentaron que el jugador presenta un riesgo minúsculo debido a que ya tuvo coronavirus, reduciendo el riesgo de tenerlo nuevamente y contagiarlo a otros, en tanto que agregan que la entrada de Nole no hace diferencia teniendo en cuenta que Australia presenta actualmente 90 mil casos diarios de la variante Omicron.

Los policías hacen guardia en la puerta del Park Hotel, donde se encuentra Novak Djokovic. (EFE)

Los policías hacen guardia en la puerta del Park Hotel, donde se encuentra Novak Djokovic. (EFE)

El juez Kelly, por su parte, entiende que Djokovic en su entrevista con las autoridades buscó hablar con las personas correspondientes para poder proveer los documentos requeridos. Revisando la aplicación de Djokovic, el juez expresó que un asunto que lo preocupa es el status adjunto al documento de Tennis Australia y comentó: “Aquí, un profesor y un médico eminentemente calificados han presentado y proporcionado al solicitante una exención médica. Además, esa exención médica y la base sobre la cual se otorgó fue otorgada por separado por otro panel de expertos independientes establecido por el gobierno del estado de Victoria y ese documento estaba en manos del delegado. El punto que me preocupa es ‘¿qué más podría haber hecho este hombre?’“.

El abogado de Djokovic, Nicholas Wood, explicó el proceso que atraviesan los médicos para registrar a alguien en el Registro de Inmunización de Australia para quienes se registran como personas que no pueden vacunarse contra el Covid-19 por motivos médicos. En la “exención temporal de la vacuna” y para casos de “enfermedad médica grave aguda”, se menciona que se puede marcar ese casillero en el documento en caso de haber tenido una infección por Covid-19 confirmada por PCR en los últimos seis meses (Djokovic tuvo coronavirus en diciembre).

En ese sentido, Djokovic tendría cierto nivel de inmunidad natural por haber tenido Covid-19 y la vacunación “no es aconsejable” para estos casos, por lo tanto Nole tendría un punto a favor en la decisión.

Por otro lado, Wood argumentó que el delegado tomó la decisión de cancelar la visa del tenista sin dar evidencia de que la infección por Covid-19 no es una razón válida para eximirse médicamente de la vacunación antes de entrar a Australia. En ese caso, la única evidencia sobre la que se puede hacer foco es la guía del Grupo de Consejo Técnico sobre Inmunización (ATAGI por sus siglas en inglés), que dice que la vacunación puede demorarse por hasta seis meses por infección y se trata de una razón válida para una exención médica.

Mirá también

Cerca de las 23.30 de Argentina, el abogado Christopher Tran, representante del gobierno australiano, comenzó con sus argumentos y explicó que el juez no puede entender que los empleados de migraciones presionaron a Djokovic durante la entrevista. A esto, el juez Kelly aseguró que no puede sugerir una intención de presionarlo, pero entendió que Djokovic podría haber sentido una presión.

LA AUDIENCIA EN VIVO, COLAPSADA

Para ingresar a ver la audiencia, hacé click en este link.

 El link para ver la audiencia virtual a través de Internet no funcionó correctamente por un motivo claro: el público interesado en conocer la resolución del caso es tan grande que el sitio colapsó.

EL MINUTO A MINUTO Y LA FRASE CLAVE DEL JUEZ

Mirá también

¿QUÉ PUEDE SUCEDER?

No hay confirmación de que se vaya a contar con una decisión del juez Anthony Kelly este domingo, y se podría arribar a una resolución recién el martes. Además, aunque Nole gane su apelación, tampoco esto garantizaría que pueda participar del Australian Open: el ministro de inmigración todavía cuenta con el derecho de cancelar su visa nuevamente.

Sin embargo, de ser negada la apelación, Djokovic podría ser impedido de volver a Australia por los próximos tres años.

Mirá también

El equipo jurídico de Nole, que había presentado un PCR positivo como prueba de la exención que le dieron, generó polémica después de que surgieran imágenes que lo mostraban en distintas actividades multitudinarias cuando poseía confirmación de que tenía coronavirus.

Nole había solicitado a las autoridades australianas dos medidas para su estadía en el país: acceso a un chef para cuidar su dieta libre de gluten y el traspaso a un complejo que tuviera una cancha de tenis para poder entrenarse de cara al torneo, pero recibió un rechazo terminante a sus pedidos.

Las manifestaciones a favor de Djokovic en el Park Hotel donde se encuentra (REUTERS).

Las manifestaciones a favor de Djokovic en el Park Hotel donde se encuentra (REUTERS).

MANIFESTACIONES A FAVOR DE NOLE

Ante el impedimento de disputar el torneo, los fanáticos de Djokovic en Serbia salieron a las calles de Belgrado para apoyarlo con carteles, banderas, raquetas de tenis y más, en tanto que la comunidad serbia en Australia hizo lo propio en la calle donde se encuentra el Park Hotel.

Por otro lado, el extenista y compatriota de Nole, Victor Troicki, también salió a defenderlo: “No recuerdo que algo así ocurriera a un campeón mundial no sólo del tenis, a uno de los mayores deportistas de todos los tiempos. No recuerdo que un deportista fuese tan maltratado por parte de un Gobierno”. Y agregó: “Son juegos políticos, no tiene que ver nada con el deporte, es un maltrato y un escándalo muy grande”.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *