Diego está vigente en Qatar

“Seguro debe estar acá, en algún lugarcito, alentándonos y apoyándonos”. La frase de Lisandro Martínez, desde las entrañas del bunker de la Selección, entra a lo más profundo de los corazones argentinos. Y es, de alguna forma, lo que pensamos todos. No solo eso: todavía persiste la sensación de que Diego, en algún momento, va a aparecer, como lo hacía siempre. ¿Una Copa del Mundo sin él? Imposible. Seguro, seguro, ya debe estar por llegar, a lo Maradona, con esa revolución que genera en cada rincón del planeta, con esa devoción que provoca en el mundo de la pelota. Qatar 2022 es la primera cita sin la presencia física del Diez, pero hay que decirlo: está presente como nunca. En los jugadores, en los hinchas, en los periodistas extranjeros, en el cielo pero también en la tierra. Hoy, a dos años de su partida, Diego está, vino, lo vemos. Aunque lo extrañemos…

“Y el Diegoooo, en el cielo lo podemos ver, con Don Diego y con la Tota, alentándolo a Lioneeeel…”. El hit retumba en Doha. Moviliza. No hay con qué darle. Va de la mano con las banderas celestes y blancas y también con muchas que llevan el 10 maradoniano, el que lo identificará siempre. Su rostro camina por las calles qataríes. Y es, hay que creerlo nomás (no hace falta hacer ningún esfuerzo), como si allí estuviese acompañando a cada uno de los hinchas, que lo sienten presente, que lo mencionan con ese orgullo que siempre nos generó, que lo mantienen ahí, junto a Lionel, en varias de las camisetas que también acompañan a la Selección.

“Hágase su voluntad así en la Tierra como en el cielo”. El trapo de un grupo de hinchas de San Nicolás representa un poco el sentimiento argentino en estas horas que tocan la fibra más íntima. Por la emoción que genera el recuerdo de un día tristísimo, acaso el más triste en la vida de todos los argentinos futboleros (ese maldito 25 de noviembre del 2020), y este momento en el que la Selección necesita un triunfo ante México para volver a ponerse de pie, así como tantas veces los hizo el Diez nuestro.

“Lo veo en cada uno de nosotros, es así. Está en las banderas, está en la gente, él está acá. Cómo se te extraña, Dios”, cuenta Juan Ferraresi, uno de los tantos hinchas que lo recuerdan por estos lados. Y se emociona. Quién no. “Este es el primer Mundial sin Diego y por eso le hicimos una bandera homenaje. ¿Qué siento? Que tenemos que salir campeones. Por Lionel, por Argentina, pero también por él. Se lo debemos”, dice Luis Veliz, de La Falda. Los hinchas y Maradona. Maradona y los hinchas. Una historia de amor eterna.

Un fan con la imagen del Diez en Doha. Un fan con la imagen del Diez en Doha.

Hay una mezcla de sensaciones a medida que la pregunta recorre las distintas personalidades del fútbol. A veces, el solo enunciado impacta, genera distintas reacciones. “¿Vos decís que es el primer Mundial sin Maradona? ¿De verdad? No, no, en algún momento va a aparecer, no tengas dudas. Viste que apenas falleció había una sombra, una nube, un rayo de sol con su figura; en algún momento, Diego va a estar acá”, dice Diego Díaz, periodista de TyC, convencido como nadie, y replica de alguna forma esa sensación palpable, sostenida, real.

“Pienso que es un gran vacío que Maradona no esté ahora en esta Copa del Mundo. No sólo para Argentina, sino para todos los que aman el fútbol. Ojalá Argentina le pueda dedicar este Mundial, que él mire desde arriba, que mire a Messi, que mire a los demás y eso pueda suceder”, sostiene Antonio Barilla, de La Stampa. Italia y Maradona. Maradona e Italia. Otra historia cercana.

La careta de Maradona en Doha. La careta de Maradona en Doha.

Diego, sus notas, sus ocurrencias, su opinión, su voz siempre respetada y de relevancia internacional, será también otro tipo de ausencia en este Mundial. Y Juan Castro, de Marca de España, describe ese costado laboral: “Lo primero que me genera es mucha tristeza que no esté personalmente. Y profesionalmente, siempre una nota con él te salvaba el Mundial. Era mucho trabajo perseguirlo, pero cuando lo tenías, eras Maradona. Para una fiesta del fútbol, que no esté él, es algo raro”.

Tan presente está Diego en Qatar que hasta hay Maradona Fan Fest en su honor. Sí, un mundo mágico que todos los hinchas pueden recorrer. Con el avión Tango todo ploteado con su imagen, con camisetas, con sorpresas, hasta con la posibilidad de hablarle, como para confirmar la sensación de que realmente está con nosotros. Increíble, pero real.

Pero en definitiva, si hay un referente maradoniano por excelencia, es Daniel Arcucci, periodista de ESPN, quien suele resumir como nadie este tipo de sensaciones que solo Diego es capaz de generar, incluso después de aquel 25 de noviembre que nos cambió la vida para siempre. “Está muy bien decir el primer Mundial sin su presencia física. Porque Diego está más presente que nunca. No solo acá, desde aquella fatídica fecha, Diego es el ausente más presente, como dijo Jorge Valdano. Pero esto es un Mundial. Y el primer registro de él en un Mundial es Alemania 74, según lo contó. En el 78 sabemos lo que pasó, lo dejaron afuera. En el 82 dudaron de él y dijeron: ‘¿Será Maradona lo que es?’. En el 86 lo demostró. En el 90 todos lo tenemos diciendo… (simula un insulto) porque nos estaban silbando el himno; en el 94 le cortaron las piernas; en el 98 fue comentarista y showman; en el 2002 lo dejaron entrar para la final; en el 2006 fue el hincha N° 1 de Messi; en el 2010 fue entrenador; en el 2014 de zurda… y en el 2018 aquella imagen con el sol pegándole en el pecho, una muerte y una resurrección, porque también se dijo que estaba muerto. Ahora, todos dicen que murió… ¿Saben qué? No es cierto”.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *