Dibu, arquero y personaje

Dicen que todos los arqueros son medio colifas. Una frase común entre futboleros es “nunca te pelees con un arquero”, justamente por eso. Porque además de que suelen ser grandotes, están medio chiflados.

Nuestro querido Dibu Martínez, todo un rockstar después de los penales en la Copa América, tenía enfrente al segundo mejor jugador del mundo de los últimos 15 años, y no se le ocurrió mejor idea que ir a mojarle la oreja.

Lo primero que se nos ocurre es:qué suerte que nos apareció un arquero de Selección con esa personalidad avasallante, esa fortaleza anímica, ese espíritu ganador. Armani tenía bien ganado ese lugar pero, desde que apareció Dibu, a nadie se le ocurriría sacarlo de ahí y, al contrario, querríamos que nos dure muchos años.

Mirá también

Que conste en actas que el “Mirá que te como” y el desafío a Ronaldo para que se animara a patearle un penal a los 92’ harán parte del personaje idolatrado y adorado por los hinchas, pero lo central está en sus tremendas condiciones para el puesto.

El tipo ataja bárbaro, tiene un infrecuente dominio del juego aéreo, impone una presencia que da miedo a los rivales y hace sentir protegidos a los propios. Lo principal es eso.

Por lo demás, las excentricidades lo ayudan a componer ese superhéroe de Marvel, y por ahora le vienen saliendo bien: atajó tres penales en aquella semi y “espantó” el que Bruno Fernandes tiró muy por encima del travesaño. CR7 no recogió el guante y Aston Villa, con el arco invicto, dio el batacazo de la Premier ante el United.

Mirá también

Pero ojo, puede no salir bien. Si provoca al que va a patear, abre la puerta a que después le griten el gol en la cara; si baila delante de los hinchas rivales, un día va a desatar un escándalo.

El personaje ya está creado; no vaya a ser que en vez de comerse él a Yerry Mina, ese personaje se lo termine devorando a él.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *