Detrás del milagro del Real Madrid

Dejate de joder, no puede ser”. El showman Agüero, en tiempo real por Twitch, contaba el mensaje que recibía de su amigo Messi por el tercero del Real Madrid. Inesperada película cuando estaba por terminar la serie con dos goles de ventaja del City. Pero… ni Leo, eterno rival del Merengue, creía lo que sucedía. ¿Por qué el milagro?

Mirá también

Y habría que agregarle: ¿por qué semejante traspié, poniendo en el lugar del sujeto al City? Porque en este duelo inmejorable para un neutral, espectáculo al 100%, confluyeron dos extremos: el club más ganador del mundo, el de las hazañas, con uno que no se puede sacar la espina ni en el mejor momento de su historia.

Mirá también

Es en estas situaciones cuando se buscan explicaciones y se intentan encontrar de alguna forma en el peso, en la chapa. Para quienes dicen que no se juega solo con la camiseta, es cierto, pero también que muchas veces el peso específico de un club es capaz de heroicas así, sucedió y sucederá. Ahora, por calidad de jugadores (a la cabeza Benzema, que ya se postula para Balón de Oro​), por el estadio, por el pasado de ser el club con más Champions. Por eso, aunque el City se perdía goles estando 1-0, el Madrid insistía buscando un guiño del destino, una vez más.

El festejo de Rodrygo vs. el City (AFP).

El festejo de Rodrygo vs. el City (AFP).

Cuando un equipo renace tres veces seguidas, como vs. PSG, Chelsea y ahora el City, es por cualidades futbolísticas, individuales, convicción y sentir que no hay imposibles, aunque sea inconscientemente. Porque la realidad es que no había aroma a hazaña y eso se sentía también en las tribunas.

Mirá también

Pero… Guardiola contó, golpeadísimo, que en ese estadio nunca uno puede sentir que está ganado. Y Courtois, el 1 vencedor, definió la gesta explicando que “esto es el Real Madrid”. Sí, la mística copera, el no tenerle miedo a nada y un rival inglés al que todavía, pese a su fútbol y nivel, le falta temple y ese no sé qué imprescindibles para bancarse la Champions.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *