Del Trecco y un recuerdo que llevará en la piel

“Todavía no lo puedo creer. No caigo. ¡Hice un gol contra Boca en el Monumental! No paro de mirar el video cada dos o tres minutos. Fue algo histórico. No se olvida más”.

Martina Del Trecco no sólo cumplió un sueño que parecía imposible hasta hace muy poco tiempo: también cumplió el sueño de su familia y, principalmente, el de su padre. “Los hice felices con ese gol. Y para mi papá fue muy fuerte ver su apellido en el Monumental”, le cuenta a Olé la delantera de 20 años que convirtió el empate en el primer superclásico de fútbol femenino que se disputó en un estadio icónico, nada menos que en el estadio mundialista Antonio Vespucio Liberti.

Mirá también

-¿Qué fue lo que más te sorprendió de la repercusión que tuvo el partido?

Fue muy loco que yo estaba en el lugar de Mati Suárez en el vestuario y después del partido le mandé una foto. Y él me respondió un “qué genia, felicitaciones por el gol”. Muy buena onda Mati, re humilde. Además es un jugador que me encanta desde que llegó a River, porque tiene jerarquía y la rompe. Es un crack, igual que Julián Álvarez, obvio. Son lo más.

-¿Te gustaría poder jugar un ratito con ellos?

-¡Obvio! Le voy a decir a Gallardo, ja, ja. Ya hemos hablado con las chicas de que es un sueño que alguna vez podamos entrenarnos al menos diez minutos con ellos. Sería muy importante para nosotras.

-¿Qué sensaciones recordás del festejo del gol? Fue interminable.

-Bueno, recuerdo todos los detalles de la jugada, porque yo vi que la arquera estaba saliendo y que mi compañera Érica (Lonigro) fue a presionar. Entonces fui a buscar algo y me quedó el rebote. Y después, en el festejo, era imposible no gritarlo de esa forma, besar el escudo, mirar a toda mi familia, abrazarme con las chicas. No me quería ir del Monumental, me tuvieron que sacar porque quería que el día no se terminara nunca…

El interminable festejo de la 19 de River contra Boca. "No me quería ir más del estadio. Vivimos algo hermoso", dijo. foto MARCELO CARROLL - FTP CLARIN CAR_2813.JPG Z

El interminable festejo de la 19 de River contra Boca. “No me quería ir más del estadio. Vivimos algo hermoso”, dijo. foto MARCELO CARROLL – FTP CLARIN CAR_2813.JPG Z

-Es lógico, fue un domingo histórico.

-Totalmente. Por eso pienso hacerme un tatuaje con la fecha. En el brazo, lo más visible posible. Para revivir ese momento todos los días de mi vida. Aunque ojalá que este partido haya sido el primero de muchos más en el Monumental. Aparte, para el equipo fue muy importante el empate porque cortamos la racha después de tantas derrotas contra Boca. Y ahora, en el próximo superclásico esperemos ganar.

-¿Cuánto tiempo esperaste un momento así: jugar contra Boca en el estadio de River?

-Hasta hace un tiempo era algo impensado y estamos muy agradecidas con la dirigencia de River por la chance de jugar en el Monumental y por el trato diario que nos dan. Lo del domingo fue una lucha que ganamos todas y que queremos continuar para que las chicas que amen el fútbol puedan jugar sin prejuicios. Porque yo al principio la pasé muy mal.

Mirá también

-¿Por qué?

Yo me vine desde San Luis y mi papá no tenía plata para ayudarme, no tenía dónde quedarme en Buenos Aires y no podía comprarme ni los botines. Tuve la suerte de que el gobierno de San Luis me ayudara con un subsidio y ahora soy profesional, tengo contrato con adidas y River me da todo. Es el mejor club de la Argentina porque siempre hay gente del club para ayudarte en lo que necesitás. Y eso no pasa en todos lados.

-¿Cuál es tu próximo sueño a cumplir?

-Más adelante me gustaría jugar en España, Italia, Estados Unidos, pero hoy River es todo para mí y quiero un título acá.

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *