Del Potro y el abrazo del alma con su mamá que lo fue a ver por primera vez

Juan Martín Del Potro nos hizo emocionar a todos. A los que estaban en el BALTC y a los que lo siguieron por la TV. En el antes, en el durante y en el después del partido con Federico Delbonis. Aguantó psicológicamente -más allá de lo físico- hasta donde pudo en el match, quebrándose cerca del final en el segundo set. Lágrimas, abrazo con Delbo y un epílogo con la ovación de todos los presentes. Merecido. Y a continuación, un emotivo discurso donde contó las sensaciones vividas en esta cálida -pero forzada-despedida, todo lo que hizo a lo largo de su carrera, los padecimientos físicos y el deseo de “vivir en paz”, ya sin dolores. Entre todos los espectadores, su mamá Patricia y su hermana, acompañados por el Flaco Schiavi, amigo de Delpo. 

Delpo y su abrazo con mamá Patricia (Sebastián Torok).

Delpo y su abrazo con mamá Patricia (Sebastián Torok).

Párrafo aparte para Patricia, quien asentía cada cosa que decía su hijo, a quien vio en cancha por primera vez. No había tenido la oportunidad anteriormente, por esas cosas de la vida. Y el gran regalo en este final fue poder verlo en acción. Inolvidable para ellos y el propio Juan Martín se lo dedicó. Mención especial, íntima para ella.

Mirá también

Y una vez que terminó de hablar, recibiendo nuevamente el cariño de todos desde las gradas, Delpo se fundió en un abrazo único e interminable con su progenitora, con su hermana al lado. El abrazo del alma. Una acción que lo dijo todo, más que mil palabras. Pañuelos para todos. 

LOS VIDEOS DE DEL POTRO

Mirá también

Mirá también

TODAS LAS FRASES DE DEL POTRO

“La verdad que es un momento que no quería que llegue nunca porque no era algo que yo quería. La salud me lleva a tomar una decisión poco convencido pero creo que hice demasiado esfuerzo para remontarla, para cumplir otro milagro. Como con la muñeca”.

“Trataba de explicarle a mi entorno, que puedo perder. Que no tengo la fuerza que todos creen que tengo para salir adelante. Lo di todo”.

“Son esos días que voy a recordar para toda mi vida. Todavía no encontré un lugar en el que sea más feliz que acá adentro. Y por eso quería jugar acá. Al torneo lo veía por tele y no encontré mejor lugar para hacerlo que acá. Es la primera vez que mi mamá me ve jugar”

“Creo que he cumplido todos los sueños con el tenis. Lo más difícil de lograr no es un trofeo, no es el ranking, es el amor y el cariño de la gente. Y creo que lo logré. Lo llevo en el corazón”.

“Tenía previsto ir a Río pero creo… Como dije, di todo hasta el último punto. Deseo poder dormir sin dolor en la pierna después de dos años. Y es lo que voy a intentar lograr a partir de mañana. Es muy difícil seguir con las molestias. Tengo toda la vida por delante y quiero vivirla en paz”.

“Creo que hice toda mi carrera con los mejores tenistas de la historia y así y todo pude conseguir cosas. Aprendí de los mejores, tratando de tener los pies sobre la tierra. Siendo un ejemplo para los más chicos. Dentro y fuera de la cancha traté de dejar una marca como Sabatini y Ginóbili, en su deporte”.

“Hoy di todo lo que tenía hasta el último punto y estoy tranquilo conmigo. Mi último partido fue delante de la gente y no en una conferencia. Lo voy a recordar siempre”.

“Logré todos los sueños, me quedó la espinita de ser el número 1, que estuve cerca. Lo que logré significa mucho para mí. Más allá de los trofeos que tengo en casa, tengo el premio que es la gente y es inigualable”.

“Este torneo siempre supe que era espectacular. Estoy súper agradecido con la gente y la organización. Y a toda la gente que me ayudó a tomar la decisión de salir a la cancha, me convencieron de que no tire la toalla. Me lo llevo guardado en el corazón, los voy a recordar siempre”.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *