del “orgullo” por los jugadores” a “la motivación” por la presencia de Riquelme”

Estaba que lo iban si perdía con Estudiantes y River (ganó ambos partidos). Le habían dado una vida más contra Central Córdoba (triunfo) y Corinthians (cayó en Brasil aunque con imagen positiva). Aseguró la clasificación y jugar de local los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional. Y cuando los 3.600 metros de La Paz podían sepultar las aspiraciones de llevar a Boca de ir por la Séptima, Sebastián Battaglia volvió a tomar aire, sin necesidad de acudir a los tanques de oxígeno que esperaban por prevención en el vestuario. “Hay Battaglia para rato”, había anticipado Alfredo Cascini (en una nota por TV al mediodía) la postura del Consejo de Fútbol. Y hay un Battaglia que, convencido de sus decisiones (Varela de 5, Pol de nuevo de interior, Vázquez por delante de Briasco, más el guiño por el regreso de Rossi), renovó el crédito como DT de un equipo que, de estar último, de hablarse de que podría no pasar de fase por primera vez desde 1994, ahora va segundo y hasta tiene chances de adjudicarse este Grupo E de la Copa Libertadores.

Mirá también

Mirá también

Mirá también

Y luego de 90 y pico de minutos en los que, con un camperón azul para combatir el frío (hacía 5 grados), se la pasó dando indicaciones todo el partido y gesticulando y sufriendo por cada acción de sus dirigidos, a los que destacó en conferencia: “Fue un gran primer tiempo en base a lo que habíamos pensado para hoy. Pudimos marcar diferencia, tuvimos situaciones para aumentar, no sufrimos en esa etapa y nos fuimos conformes. Había que ser inteligentes, estar ordenados y conocer los defectos del rival para aprovecharlos. Esta es una cancha difícil. No todos tienen la posibilidad de ganar esta cancha. Este grupo lo hizo y estoy muy orgulloso de mis jugadores”.

Battaglia destacó el esfuerzo de los jugadores, que saludan a la gente tras vencer a Always Ready (AFP).

Battaglia destacó el esfuerzo de los jugadores, que saludan a la gente tras vencer a Always Ready (AFP).

La presencia de Riquelme

Como se había dado en Santiago del Estero -una de las veces en las que el DT estuvo en duda-, Riquelme viajó con la delegación de visitante. ¿Señal de confianza, o una presión? “Siempre es importante que nos acompañe. Sabemos la figura que es, lo que significa para el club y significa que estamos todos en querer hacer las cosas bien, en tirar todo para el mismo, lado. Es una motivación, para nada es una presión. Siempre es motivante que nos acompañe él, como los muchachos del Consejo”.

Y agregó, sobre las dudas que se tejieron sobre su continuidad: “Esto es fútbol, sabemos lo que estamos haciendo, sabemos para qué trabajamos y que queremos conseguir los mejores resultados. Pero es fútbol, ojalá que nos toque ganar más de los que nos toca perder. Siempre estuve tranquilo, haciendo lo mejor, y me quedo con la confianza de los muchachos que se matan en cada partido y el orgullo es por ellos”.

La definición del Grupo E

Con el empate entre Cali y Corinthians, también el DT se refirió a la definición del grupo: “Es muy parejo, como lo sabíamos desde cuando se sorteó. El triunfo nos posiciona de una manera muy buena, tenemos que seguir y ahora hay que responder de local. Lo de hoy fue muy importante para nosotros”.

Mirá el gol de Salvio para el triunfo de Boca

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *