del “me equivoqué y pagué” al “quiero jugar la Copa”

Cardona, el combo. El lado A y el lado B. Lo bueno y lo malo. El talento y la “indisciplina”. Lo que pasó y lo que puede pasar. El titular campeón, el que reconoce errores, el que quiere seguir aunque no a cualquier precio, el que divide a los hinchas, el que se siente orgulloso de jugar en Boca, el que, según Riquelme, es una de las “grandes decisiones a tomar” para el 2022. Edwin habló de todo eso. Y dejó varias perlitas y hasta una frase maradoniana…

“Estoy contento de haber ganado otro título en Boca. Yo me siento muy orgulloso acá, muy identificado con este club y con esta camiseta. Estoy agradecido de jugar en uno de los clubes más grandes del mundo”, contó en pleno festejo, el que vivió con toda su familia, celebrando justo en el día que llegó a los 29. “El mejor regalo de cumpleaños”, puso, incluso, en sus redes.

Cardona con Licha, Advíncula, Zeballos y la Copa. (Nicolas Aguilera / AFP)

Cardona con Licha, Advíncula, Zeballos y la Copa. (Nicolas Aguilera / AFP)

Mirá también

Pero después, claro, se metió derecho en su perfil polémico. En aquel episodio post Copa América que tanto le dolió al Consejo, al propio Román y al hincha de Boca (cuando no quiso venir directo de Brasil, se fue con su familia a Colombia y rompió así la burbuja). Y Edwin, por todo eso, ofreció disculpas. Incluso, sin mencionarlo, por todo lo que pasó previo a Newell’s, con esa falsa “intoxicación” rápidamente desarticulada y otra “indisciplina” que parece haberlo dejado con un pie afuera del club.

“No quiero hablar mucho del pasado, yo me equivoqué y en su momento pagué por mis errores. Lo que me duele es que se exagere. Entiendo que el hincha puede estar enojado y si es así, le pido disculpas a la gente, porque siempre recibí apoyo”, contó el colombiano en TyC. Y en ese sentido, intentó explicar el episodio post Copa América, cuando no volvió para jugar los octavos con Mineiro y, mientras sus compañeros vivían una pesadilla, a él se lo vio disfrutando en una fiesta familiar.

Mirá también

Mirá también

“De pronto, eso no fue así como se vio. Sale en un video que estoy celebrando, pero fue una bienvenida que me preparó la familia, alguien que me gusta cómo canta y mi esposa me lo llevó como sorpresa. Sé que quizás fue inoportuno, por lo que nos estábamos jugando. Pero la concentración tenía que terminar en Bogotá y quedé expuesto. Yo no vine y me quedé, en eso me equivoqué”, reconoció.

Y en ese sentido, también se definió como un “tómalo o déjalo”. Eso que siempre se dijo de Edwin. “Yo no voy a juzgar a nadie. Hay muchas personas que a uno lo hieren, pero me siento tranquilo con lo que soy. A veces la gente piensa que uno se va por distintos motivos, pero por lo general uno siempre busca crecer como futbolista, busca competir. A mí me gustaría jugar el Mundial y estar en mi selección y hay muchos equipos que eso no te lo pueden dar. Pero más allá de todo, el día que me retire me iré feliz con todo lo que hice y logré”, aseguró.

Mirá también

Mirá también

Su deseo copero

A la hora de hablar de lo que viene, Cardona dejó dos frases bien claras. Una, referida a su relación con Riquelme, a quien definió como un “amigo”, a pesar del punto de quiebre que hubo con el vice cuando Edwin no quiso volver después de la Copa América. “Hablé con él, le dije que quería terminar y que luego nos sentaríamos a hablar de mi futuro”, tiró el colombiano.

Cardona, con su hijo y la Copa Argentina.

Cardona, con su hijo y la Copa Argentina.

Mirá también

Y después, expresó su deseo: “Como jugador, cada vez que enfrento una Libertadores, el sueño es el mismo: ser campeón. Ojalá pueda estar el próximo año. Yo quiero pelear la Copa con Boca”, aseguró el enganche, quien no está terminando el año en un buen nivel y eso, claro, no es un detalle menor. De hecho, contra Talleres en la final estuvo lejos de ser de los mejores.

Pero el cafetero tiene el deseo de estar con su selección en Qatar 2022 y, como también contó, sabe que pocos clubes pueden darle esa vidriera para poder ser convocado. Boca y su nivel, claro, hicieron que volviera a ser considerado, que tuviera un lugar en la Copa América y en ese punto, no es lo mismo seguir en el Xeneize que volver a Xolos, el club dueño de su pase.

Mirá también

De todos modos, Riquelme dejó en claro que la situación de Cardona no es una cuestión de deseo. Boca, por empezar, dejó vencer el plazo para hacer uso de la opción de cinco millones de dólares netos por él. Y ahora, si quisiera retenerlo, no sólo deberá volver a negociar con Xolos una continuidad, sino también un nuevo contrato con Edwin. Y en ese punto, el colombiano ya avisó que él, para venir “hizo un esfuerzo grande”, por lo cual, tampoco será un tema sencillo.

Más lejos que cerca

Claro que Román también planteó un escenario de análisis integral a la hora de tocar su continuidad. Es decir, poner en la bolsa de resolución el aporte futbolístico, las inconductas, las lesiones, su poca prestación global en el año, lo económico y, también, la postura del club y del entrenador de Boca en el 2022.

Mirá también

“Ahora tendrá que jugar el sábado (ante Central Córdoba) si el DT lo pone, después iremos a Arabia al amistoso con Barcelona y cuando volvamos nos tenemos que sentar con el entrenador, analizar todo y tomar muchas decisiones. Una de ellas es la de Cardona”, sostuvo Riquelme, que por lo pronto gambeteó la posición del club: en ningún momento dijo que la idea era que el enganche continuara, sino algo a evaluar.

¿Una señal del vice? Todo parece indicar que Edwin, a pesar del título y de su deseo, hoy está más lejos que cerca de seguir en Boca…

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *