del doblete a la bronca

La sequía se terminó. Silvio Romero, quien llevaba 49 días y siete partidos sin convertir, volvió al gol. Y lo hizo por duplicado. De todas formas, el delantero de 33 años no lo pudo disfrutar demasiado ya que sus gritos no sirvieron para darle a Independiente una victoria que hubiera sido indispensable para arrimarse al líder de la Liga Profesional, Talleres.

Mirá también

“Nos vamos con una sensación muy amarga. En el fútbol argentino sacar dos goles de ventaja en una cancha como esta es muy difícil. No lo pudimos aguantar y es por eso que tengo mucha bronca”, comentó el experimentado atacante.

Mirá también

El Chino convirtió el 1-1 con un buen cabezazo al anticiparse a Guidara luego de un envío aéreo de Fabricio Bustos desde la derecha. Al rato casi la mete de taco luego de un centro rasante. Y unos minutos más tarde estampó el 2-1 parcial, también de cabeza, luego de un centro de Alan Soñora. El atacante se descargó en ambos gritos ya que sus últimos goles habían sido ante Central (2-1), en el Gigante de Arroyito.

​La autocrítica del delantero

Mirá también

“Nos faltó determinación en los últimos minutos y eso no nos puede pasar. Cuando iban perdiendo nos ganaron las divididas, tuvieron más predisposición. Nosotros no pudimos aprovechar las contras y por eso nos terminaron empatando”, analizó el capitán del equipo.

Mirá también

Romero se mostró muy molesto por cómo se le esfumaron los tres puntos al Rojo: “Meter goles siempre es importante para mí, pero hoy es secundario porque dejamos escapar dos puntos muy valiosos. Hicimos un buen partido, pero nos vamos con la espina de que pudimos haber hecho más”.

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *