de ser mejor que Lewandowski al alcohol y la calle

Fue el ganador del último The Best de la FIFA, convirtió 344 goles en 375 partidos jugados con el Bayern Munich y ahora está en la mira del Barcelona. Robert Lewandowski es uno de los mejores 9 del mundo, con gritos inolvidables tanto en la Bundesliga como en la Champions. A sus 33 años, tiene un olfato goleador único: de derecha, de zurda o de cabeza, no suele perdonar a los arqueros, pero de joven no la tuvo fácil.

Mirá también

Cuando daba sus primeros pasos en Polonia, debió dejar el Legia Varsovia para irse a jugar al ascenso. ¿El motivo? La aparición del Dawid Janczyk, un delantero que pintaba para ser crack, que llegó a convertirle un gol a la Argentina y al que el destino le jugó una mala pasada: mientras Tito es codiciado en Europa, este futbolista -también polaco- atraviesa un triste presente luchando contra el alcohol, adicción que lo llevó a ser encontrado varias veces tirado en la calle.

Mirá también

Dawid Janczyk junto a Mourinho.

Dawid Janczyk junto a Mourinho.

Allá por el 2005, cuando tenía 17 años, Janczyk firmó con el Legia, club que buscaba romper la racha del Wisla Cracovia (llevaba tres títulos al hilo en la liga de Polonia) A pesar de que el Chelsea le ofreció un contrato después de una prueba en la que convenció a Mourinho y que Arsene Wenger lo invitó al Arsenal, Dawid decidió rechazar la propuesta de los Blues y regresó a su país tras la muerte del Papa Juan Pablo II.

Mirá también

Catalogado como “el mayor talento que hemos tenido en la historia del club”, Janczyk le ganó la pulseada a Lewandowski, convirtió cinco goles y ayudó a su equipo a levantar el ansiado trofeo, lo que derivó en la salida de Robert al Znicz Prusko, de la Tercera División: sus 21 goles en ese equipo lo llevaron al Lech Poznán y tras dos temporadas llegó al Borussia Dortmund, donde comenzó a formarse como killer del gol.

Dawid Janczyk en el Mundial Sub 20 de 2007. AFP.

Dawid Janczyk en el Mundial Sub 20 de 2007. AFP.

A la par, Janczyk empezó a jugar en las Juveniles de Polonia, disputó el mundial Sub 20 de Canadá en 2007 y le convirtió un gol al equipo campeón de Hugo Tocalli, que tenía figuras como el Kun Agüero y Sergio Romero. El hecho de haber formado parte del 11 ideal de aquel torneo lo llevó a quedar en la mira de grandes equipos como Liverpool, Atlético de Madrid y Chelsea, pero los polacos sólo aceptaron la oferta de poco más de 4 millones de euros del CSKA Moscú.

Mirá también

El pase que fue el principio del fin de su prometedora carrera.

A sus 20 años, empezó a ganar el doble del sueldo promedio de un futbolista de la Bundesliga, pero en lo futbolístico no la pasó bien: relegado por Detras de Vagner Lowe y Jo Alves, apenas convirtió un gol, sufrió una lesión en una mano y el alcohol empezó a formar parte de su vida. Si bien en 2008 debutó con la Mayor de Polonia y al ser cedido al Lokeren de Bélgica levantó su nivel (14 goles en 31 partidos), luego pasó al Germinal Beerschot y tuvo el primer cruce con un entrenador, que lo acusó de estar fuera de forma.

Mirá también

“Si pudiera cambiar algo sería no ir al CSKA. Quería ir a España. Tenía ofertas del Betis, Sevilla y una muy buena del Atlético de Madrid, pero el Legia decidió venderme a Rusia Allí empecé a beber y eso destruyó mi vida. Compraba vodka y me iba a beber en mi casa en pijama a todas horas. No me gustaba. Ni me divertía. Pero estaba solo”, reconoció en su biografía.

Dawid Janczyk y su autobiografía.

Dawid Janczyk y su autobiografía.

El final de la historia es triste. El CSKA lo dejó libre en 2013 y una noche sufrió un coma etílico en un hospital psiquiátrico: después de haber sido reanimado varias veces, recobró el conocimiento, destrozó la habitación y gritó en tres idiomas distintos: inglés, ruso y polaco. Los médicos jamás habían visto algo así en ese lugar…

Mirá también

En 2016, a sus 29 años, volvió a Polonia y fue presentado en el Sandecja Nowy Sacz, de la Segunda polaca. Afirmó estar sobrio por primera vez en siete años, pero jugó apenas ocho partidos, volvió a caer en la adicción y escribir su biografía fue un pequeño escape. Aunque no dejó el fútbol, su vida fue caótica: pasó por clubes amateur de Polonia y Alemania, fue encontrado varias veces durmiendo borracho en la calle de Varsovia y el año pasado protagonizó una lamentable escena.

Mirá también

Janczyk subió a sus redes un video en el que se lo advertía alcoholizado, en un auto, mientras se oían las voces de unos niños en el asiento trasero. En las imágenes -que luego borró- se lo podía ver girar en los segundos finales con los pantalones bajos: “Soy un borracho y estoy bien con eso”. Hoy, a sus 34 años, mientras Lewandowski se prepara para el Mundial de Qatar, Dawid juega un torneo regional en el Górnik 09 Mysłowice de Silecia, con el lamento de no poder haber escrito una mejor historia…

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *