Dallas inauguró la estatua del ídolo Nowitzki

Dallas Mavericks no es un gigante de la NBA: en sus 42 años de básquet ganó un solo anillo. Pero durante varios años, por la participación clave de un extranjero que se ganó el corazón de toda la ciudad, fue un contendiente al título. Ese jugador es Dirk Nowitzki, quien le dio la gloria absoluta al equipo texano y este domingo, en Navidad, fue reconocido con el mayor de los honores: se inauguró una estatua suya en la puerta del estadio.

Doncic, la estrella del presente, acompañó a Nowitzki en la inauguración. (AP)Doncic, la estrella del presente, acompañó a Nowitzki en la inauguración. (AP)

Nowitzki fue inmortalizado en un coloso de bronce de cerca de siete metros que está haciendo su tiro clásico, el “fade away”, un lanzamiento a una pierna alejándose del aro que se volvió una marca registrada del alemán. Justamente, en la dirección a la que lanza la estatua hay un cartel que dice “Loyalty never fades away”, que traducido significa “La lealtad nunca se desvanece”. Esto es un guiño a esa jugada y, además, se debe a los 21 años consecutivos de Dirk en el equipo -no jugó en ningún otro lado-.

Nowitzki descubrió la estatua con su hijo

A la presentación de la estatua asistieron varias glorias de la franquicia texana. Uno de los presentes fue Jason Kidd, campeón con Nowitzki y actual entrenador del equipo, quien ya adelantó cuál es el siguiente paso para el alemán: “Una parada más: el Salón de la Fama”. Otro que se acercó fue Luka Doncic, la figura del presente, quien desde su incursión en la NBA se mantuvo cerquita de Dirk y dio sus primeros pasos bajo su ala.

"La lealtad nunca se desvanece", la frase elegida en la inauguración de la estatua de Nowitzki. (REUTER)“La lealtad nunca se desvanece”, la frase elegida en la inauguración de la estatua de Nowitzki. (REUTER)

La historia de Nowitzki en Dallas

El mejor jugador en la historia de Mavericks llevó a la franquicia a dos finales: la primera, en 2006, cuando cayó frente a Miami Heat en seis partidos. En 2011 hubo revancha, ya que Dallas se enfrentó al mismo rival, éste encabezado por LeBron James, y terminó ganando de la misma forma, por cuatro victorias contra dos.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *