¿Cuál es el techo de Álvarez, el pibe 10?

Es el pibe 10 y no sólo por la decena de goles que desde el domingo a la noche lo ubican como el top scorer del fútbol argentino. Julián Álvarez es un 10 en todo, y eso que juega con la 9. Su triplete a San Lorenzo fue la confirmación de que el cordobés de apenas 21 años es por lejos el jugador más determinante de este campeonato, pero sobre todo fue la ratificación de que el horizonte de su proyección siempre se corre un poquito más.

Dicho de otra manera, su nivel es descapotable: hoy no tiene techo. Y en todo caso lo más destacable es que en su vuelo todavía no encontró nubes: de buena familia, como destacó el viernes pasado Gallardo, Julián por ahora no se confunde con todo lo que pasa a su alrededor. Y desafía a la física. No sólo por goles como los que ya hizo sino porque, vaya paradoja, durante la etapa ascendente de su salto se mantiene con los pies sobre la tierra.

Mirá también

Nada por ahora lo saca de eje. Ni las tapas de éste y todos los diarios. Ni la estruendosa ovación de la gente en la cancha y en las redes sociales. Ni los números que asustan y que lo ubican no sólo como el goleador del campeonato con Sand y Martín Ojeda sino también como el de mejor promedio de gol (1,02), generando 12 gritos en sus últimos seis juegos entre tantos y asistencias, como el argentino Sub 23 más goleador del año, el único Sub 21 sudamericano con más de 15 gritos y de 15 asistencias en el mismo período, el segundo en pases gol a nivel mundial detrás Jadon Sancho del Manchester United y el segundo artillero detrás de Erling Haaland del Borussia Dortmund tomando el último período interanual.

Ni sus ya seis vueltas olímpicas que incluyen apenas la Libertadores más importante de la historia y una Copa América. Ni codearse con Messi en la Selección siendo el único jugador de campo del fútbol vernáculo que es parte del staff estable de la Mayor. Ni la mirada de los scoutings y de los clubes europeos que más temprano que tarde le pondrán a disposición contratos en euros contra los que River no tendrá mucho que hacer, como admitió Jorge Brito, el posible sucesor de D’Onofrio. Ni el valor de una cláusula de rescisión de € 25.000.000 que incluso en un mercado global aún debilitado por la pandemia parece empezar a quedarle chica como blindaje. Ni el saber que es el deportista que más interés despierta de la matriz internacional de adidas en nuestro país. Ni los amigos ni las mujeres del campeón que desde hace rato empiezan a acercarse más que antes. No.

Mirá también

Julián no pierde el foco: la figura de River es el chico de Calchín, el que tejió una telaraña protectora dentro de la que apenas escucha a los que estuvieron siempre, a su familia, a sus compañeros, a los referentes del plantel y a un tal Marcelo Gallardo, que lo fue llevando de a poco desde los 18 años, que vio su potencial y que le tiene un estima especial por su seriedad y humildad traducidas en ganas de seguir aprendiendo como una esponja (lo mismo que le pasaba con otro de sus pollos del ciclo: Montiel) y que hoy lo sigue protegiendo de ese zamba que es un mundo exterior en el que no marearse suena a quimera.

Mirá también

En todo caso, JA9 ya sabe de esto: es un jugador que convivió desde siempre con el orden de lo predestinado entre sus pruebas de gurrumín en el Real Madrid y las notas -todos los grandes de la historia del balompié las tienen- en las que anunciaba que era “hincha de River”, que su máximo ídolo era “Messi” y que su sueño era ”jugar un Mundial”. Hoy, joven veterano, es la principal razón por la que el club de sus amores está cada vez más cerca de dar la vuelta con goles a Boca y a todos los grandes incluidos, se entrena y tira paredes con ese superhéroe que lleva la cinta en la Selección y la 30 en el PSG y se perfila para ser una de las grandes apuestas de Scaloni en la Copa del Mundo de Qatar a fines del año que viene. Sí: las fantasías animadas de Julián empiezan a cumplirse mucho más temprano de lo que podrían testificar sus almohadas en Calchín.

Hoy es figura y abanderado. Hoy es el pibe 10.

Sus goles contra San Lorenzo

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *