Cruzeiro, a un paso de descender a la C

Sobran ejemplos en el mundo de equipos grande a los que les tocó descender, pero el caso de Cruzeiro empieza a ser casi único. El equipo de Belo Horizonte descendió en 2019 a la Serie B de Brasil y no solo lleva ya dos temporadas en el ascenso de su país, sino que está muy cerca de bajar de categoría otra vez.

Mirá también

Hace dos años, mientras jugaba la Copa Libertadores -quedó eliminado ante River por penales en octavos de final-, el Celeste no logró acomodarse en el Brasileirao y a pesar de contar con un plantel de jugadores de experiencia, terminó 17° en el torneo. Este pésimo andar lo condenó a su primer descenso en toda su historia, que este 2021 llegó a los 100 años inmerso en su peor crisis.

Mirá también

La temporada 2020, con todos los contratiempos que generó la pandemia en el medio, no fue el momento de la reconstrucción ni mucho menos. El equipo terminó en mitad de tabla, con apenas 49 unidades que lo dejaron fuera de cualquier sueño de renacer y volver al lugar de siempre.

Desde hace rato que los de Belo Horizonte están empantanados. Foto: Cruzeiro

Desde hace rato que los de Belo Horizonte están empantanados. Foto: Cruzeiro

Mirá también

LA ACTUALIDAD

Poco ha cambiado con respecto a la temporada pasada en Cruzeiro. De hecho, si hubo variantes fue claramente para peor. A falta de cinco fechas para que finalice el torneo, el equipo que conduce Luxemburgo Da Silva cosechó 40 puntos y aunque matemáticamente las cuentas dan, está totalmente fuera de cualquier disputa por el ascenso: el último en clasificar al playoff tiene 54, 14 unidades más.

Mirá también

Lejos de soñar con el regreso, los hinchas, jugadores y dirigentes del club de Belo Horizonte en realidad esperan salvarse de un nuevo descenso que ya dejó de ser una pesadilla lejana para convertirse en una amenaza real y concreta, a la vuelta de la esquina. Está tan solo a dos posiciones del Londrina, el 17° que por ahora baja a la Serie C, y tiene apenas dos puntos más.

Mirá también

Hace poco más de un mes, Olé había publicado un informe en el que se reflejaba la penosa situación del Cruzeiro, que ya casi no se ilusionaba con el ascenso. Sin embargo, el temor de una nueva caída parecía lejana: desde entonces, sumó apenas 9 puntos de 21 en juego.

Mirá también

Los números generales asustan: apenas ocho victorias, 16 empates y nueve derrotas, con 40 goles en contra y solo 38 a favor. Una campaña impensada para una institución que tiene la responsabilidad de volver a primera división pero que la crisis económica le prohíbe armar un plantel tan competitivo como su historia manda.

Mirá también

EL FIXTURE, DECISIVO

De los cinco partidos que le restan jugar al Cruzeiro, cuatro al menos son contra rivales totalmente directos. Este viernes enfrentará justamente al Londrina de visitante: en caso de perder, será superado por el conjunto local, aunque no caerá en zona de descenso directamente, sino que deberá esperar a otros resultados.

En Cruzeiro hay amor, pero poco fútbol. Foto: Cruzeiro

En Cruzeiro hay amor, pero poco fútbol. Foto: Cruzeiro

Mirá también

Pero hay más. Es que luego de esta final anticipada tendrá que recibir a Brusque, que está apenas dos unidades por debajo, fuera de la zona roja gracias a la diferencia de gol. Después vendrá Vitoria, otro equipo en el fondo de la tabla que, aunque tiene apenas 33 puntos, se jugará en Belo Horizonte una de las últimas chances para mantener la categoría.

Mirá también

Más adelante en el camino lo espera Sampaio de visitante, que hoy tiene 41 puntos y también busca escapar de la Serie C. Para cerrar este recorrido tortuoso, recibirá en casa a Náutico, a siete puntos de los playoffs y a la misma distancia del descenso: un rival que seguramente tendrá por qué jugar. Cruzeiro, en el precipicio

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *