Costa Febre: el mejor apodo, el mejor gol y más


Cuál fue tu primera transmisión?

Relaté por primera vez en enero del 1991: un River 2 Racing 1 en Mardel, por el torneo de verano. Estaba Luis Artime conmigo, que me decía: “pibe, vos dame a mí, que vos no sabes nada de fútbol”.

-¿Cuál fue el gol más lindo que relataste?

-El de Quintero en la final de Madrid, fue increíble, tuvo todo: emoción, belleza y permitió la mayor consagración de River en toda su historia. Además, se pueden agregar el de Ortega a San Lorenzo en el 2006 picándosela a Saja, que me lo recuerdan siempre, y un gol de Ángel a Belgrano en 1999, de taco.

-¿Y el gol más importante que tocó?

-El de Quintero también, me sentía Víctor Hugo relatando el gol contra los ingleses. Fue el más importante de la historia de River. Entiendo que puedan meter ahí al de Alzamendi en la final del mundo, pero este era contra el rival de toda la vida en la final que conmocionó a todo el mundo del fútbol. Técnicamente no fue un gran relato, la pasión le ganó al profesional, me hizo perder la compostura de relator.

-¿El momento más difícil en estos 30 años?

-Sin dudas el descenso, siempre lo consideré una situación antinatural. Intenté en ese momento, cuando River estaba perdiendo la categoría, representar de la mejor manera posible al hincha de River intentando decir lo que cada uno hubiera dicho. Fue el momento más impensado, jamás pensé que River iba a descender, por más que en los últimos tramos de ese campeonato el equipo no respondía… Las piernas de los jugadores parecían que estaban congeladas.

Costa Febre, voz de River.

 -¿Y lo más difícil en el momento de una transmisión?

-Las canchas rosarinas son difíciles. Una vez que River le hizo cinco goles a Rosario Central (Apertura 96) me rompieron el vidrio de la cabina. Después en Newell’s relaté un partido custodiado por cuatro policías. Y cuando iba solo a Boca tampoco se la pasaba tan bien.

-¿Recordás la patada más dura que hayas relatado?

-La de Krupoviesa a Montenegro (Clausura 06), fue terrible, criminal. Debo haber pegado algún grito, no recuerdo muy bien ese relato.

-¿Y el lujo más lindo?

-River tuvo muchos jugadores lujosos, no recuerdo uno. Ortega, Francescoli, Crespo, Saviola… Todos me dieron muchos lujos, es moneda corriente eso en River.

-¿El mejor jugador de cada una de las tres décadas?

-De la primera, del 90 al 2000, me quedo con Francescoli, no sólo por lo que jugaba sino por lo que influía en el grupo. De la siguiente, Ortega, la gran debilidad mía como relator, el que me permitió tener más lucimientos. Y de esta última me quedo con el Pity, tuvo la misma influencia que Riquelme a la hora de jugar clásicos, pero este River de Gallardo también se destacó más por lo colectivo,.

-¿Cuál fue mejor apodo que pusiste?

-Napoleón a Gallardo, nunca pensé que iba a tener esa repercusión. Me surgió. Se lo puse después de haber ganado la Sudamericana 2014, pero también se necesita que a la gente le guste y que los medios lo usen. Igualmente le puse Torito a Cavenaghi y Tigre a Falcao.

-¿Y la nota que más remaste?

-Me costaba hacerlo hablar al Ortega joven, era tímido a la hora de estar con la prensa.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *