Cómo romper un cerco: casi todo el rival en el área

El gol de Lionel Messi que abrió el partido mostró una postal muy clara de cómo defendía Australia. Qué difícil es sacar un conejo de la galera cuando hay tanta gente atrás. En este caso, en el final del PT, luego de un tiro libre, había ocho jugadores australianos nada menos que dentro del área, en línea. Y dos al borde, afuera. Es decir, todo un equipo defendiendo, con el arquero mirando lo que podía.

Fue en ese contexto, con un equipo replegadísimo, que llegó el 1-0. La pelota casi que le rebotó a Mac Allister y le quedó a Messi de frente al arco. Aprovechó ese mini espacio que tenía para darla al segundo palo. Pasó de caño y si bien no fue tan esquinado, el arquero no llegó. ¿Por qué? Porque justamente estaba obstruido por sus compañeros.

Es una imagen bien viral, la de Messi rodeado, con una Australia metida atrás. Acostumbrado a salir de ésas, el 10 sacó rápido el latigazo para abrir un partido cerradísimo.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *