¿cómo reemplazar a Julián Álvarez?

Como si lo hubiera visitado uno de los espectros de la Navidad de Charles Dickens, River ha experimentado en estos últimos dos partidos lo que invariablemente será realidad a partir del 7 de julio: la vida sin Julián Álvarez, admitida ayer, con la mesura que lo caracteriza, hasta por el presidente Jorge Brito.

Si ante Banfield y Talleres se percibió la ausencia de ese delantero que se asocia con facilidad con los volantes para generar espacios, que se sacrifica en la marca y que incluso en plena sequía personal -lleva cinco partidos sin convertir- sigue siendo determinante, el “desde lo gestual todo indicaría que Julián se irá mitad de año” que pronunció el máximo dirigente del club puede leerse como el puntapié inicial para comenzar a pensar en la sucesión del 9.

Una sucesión que no sólo inquieta a Gallardo: perturba a los hinchas, quienes ya empezaron a extrañar a cuenta a la joya.

Que la baja por lesión de Julián haya desnudado una carencia dentro de una mayor (la del recambio exiguo por niveles que están por debajo del estándar de Gallardo) es un problema inmediato: el mediato es cómo se lo reemplazará en la segunda parte del año, donde se jugará probablemente el final de la historia del ciclo Gallardo.

Queda claro que Braian Romero sólo puede ser reemplazante del cordobés en algunos minutos de un partido, no más que eso. Y que si bien del escaparate de Inferiores asoma el colombiano Flabian Londoño y que detrás suyo ilusiona Joaquín Panichelli, un enganche devenido 9 que se destaca en Reserva al que le falta el lógico desarrollo para imaginarlo en Primera, el Araña dejará un vacío que se deberá llenar con un futbolista de similar (o al menos parecida) jerarquía.

Las opciones para suplir al Araña

Taty sigue en la órbita de River (REUTER).

Taty sigue en la órbita de River (REUTER).

Es ahí donde la salida de Álvarez ofrece una liquidez financiera que permite una reinversión inmediata. En ese contexto, la buena relación entre River y el City Group, comprador de JA9, se profundizó en la reunión que Brito y Francescoli mantuvieron en Madrid con Ferrán Soriano (director ejecutivo del MCFC), Txiki Bergistain (Director de Fútbol), Joan Patxi y Omar Berrada (CEO del CG). Allí las partes acordaron prioridades mutuas ante intereses cruzados por futbolistas pertenecientes a ambas instituciones. Y un caso de inmediato atractivo én Núñez es el de Valentín Castellanos, el 9 que Gallardo imaginó para trabajar a mediano plazo contemplando el éxodo de Álvarez.

En febrero las negociaciones por el delantero del New York City resultaron infructuosas porque el tiempo no les alcanzó a los dirigentes para estructurar una ingeniería financiera que le permitiera comprar al Taty, interesado en lucir el escudo del CARP bordado sobre la tetilla izquierda, con inversiones escalonadas hasta alcanzar un porcentaje mayoritario de un pase cotizado en u$s 15.000.000.

Retomar aquellas charlas para reutilizar buena parte de los ingresos por el pase de Julián asoma como una potencial alternativa, aunque esta vez desde Núñez competirán con las propuestas que Castellanos reciba desde Europa, el mercado que más lo atrae. Si el plan V no corre, otro jugador de la escudería del CG como Nahuel Bustos -en Granada- quizás sea una posibilidad, pero no una prioridad.

Porque, independientemente de que en julio se repesque a Lucas Beltrán de Colón, Gallardo precisará de un 9 que necesite el menor tiempo posible de adaptación. Algo que únicamente asegura la jerarquía, siempre valuada en millones de euros.

En ese sentido el abanico podría ampliarse a jugadores que conocen a River -y al River de MG- como el siempre apetecible Sebastián Driussi, de difícil salida del Austin FC de la MLS aunque de confeso continuo diálogo con el Muñeco, y Lucas Alario, el segundo goleador del ciclo (junto a Álvarez) y quien en esta temporada disputó 898’ repartidos en 24 partidos -cinco goles- en el Bayer Leverkusen. Estas dos opciones implicarían inversiones fuertes, aunque necesarias.

Es por eso que incluso apellidos que en el fútbol local son interesantes como los de Ezequiel Bullaude (se evalúa pero como apuesta), José López (fue ofrecido), Michael Santos o Miguel Merentiel, la prioridad es tener a un 9 que pueda suplir a un ariete como JA.

Jorge Brito, por lo pronto, ayer refrendó lo que Pep Guardiola había adelantado en Olé: que si el Manchester City había invertido u$s 24.241.457 en su fichaje, era para tener al delantero estrella del fútbol argentino “en la próxima temporada”.

En Europa se vaticina la salida de Alario del Bayer. ¿Será? (EFE).

En Europa se vaticina la salida de Alario del Bayer. ¿Será? (EFE).

Los ingleses están decididos a ejecutar la cláusula que por 1,5 millón de euros les permite repescar a Álvarez a partir del día después del partido de vuelta de un eventual cruce de octavos de final de Copa Libertadores. Quedan, entonces, 76 días para ese deadline.

En parámetros temporales futboleros, un máximo de 12 partidos para que la dirigencia acelere en el tema que los ocupa, incluso cuando públicamente niegan que se trate de una preocupación: de qué modo reemplazar a un Álvarez que se ha destacado por sus goles -marcó 41- pero a la vez por su oficio y sacrificio. Sin un relevo a tono, la vida City será complicada…

Mirá también

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *