¿Cómo está Nacho Fernández? – Olé


Cuando Marcelo Gallardo expresó su deseo de “llegar bien al partido de Copa”, entre otras cosas lo hizo pensando en la recuperación de algunos futbolistas que no tiene a disposición. Un caso específico es el de Ignacio Fernández: fundamental para el circuito de juego de River, hace 12 días sufrió un desgarro en el recto anterior de su pierna izquierda. Una lesión muscular leve que lo marginó de los partidos ante Rosario Central (2-1) y Godoy Cruz (1-0) y de la que está cerca de completar su rehabilitación.

La idea del cuerpo médico de River es probar entre martes y miércoles a Fernández. Exigirlo a partir de un aumento de cargas para verificar si se siente en óptimas condiciones luego de haber transitado su recuperación, trabajando de manera diferenciada bajo las órdenes de Jorge Bombicino, el kinesiólogo del plantel, y de Pablo Dolce, el preparador físico. Ahora bien, aun dándole Pedro Hansing el alta médica, no es segura la presencia de Nacho en el cruce ante Banfield por la cuarta fecha de la Copa de la Liga. Y esto está atado, de algún modo, a esa expresión del Muñeco.

Si la idea es que en Curitiba salga a la cancha la mejor versión de River, el entrenador podría entonces preservar a Fernández para que pueda estar a disposición, y con mayor cantidad de entrenamientos en conjunto, el encuentro ante Athletico Paranaense. Un cruce determinante por los octavos de final de la Libertadores.

Mirá también

Nacho Fernández terminó tocado el primer partido de la Copa de la Liga Profesional, ante Banfield.

Gallardo, en el rol de NF10, cuenta con una alternativa polifuncional como Santiago Sosa, titular como interior por la derecha tanto ante Liga de Quito (ingresó cuando Nacho salió con un golpe en sus rodillas) y también contra Banfield y Central. Queda, a su vez, otra alternativa disponible: mantener a Ponzio y adelantar unos metros a Enzo Pérez, estrategia que funcionó con éxito en el segundo tiempo del partido ante Godoy Cruz.

“Sosa viene marcando presencia”, destacó el sábado Gallardo el nivel del propio Santiago. “Va asimilando conceptos”, lo mimó. No resultaría extraño que lo mantuviera para cuidar a un futbolista fundamental como Nacho. Un jugador cuyo futuro a mediano plazo podría estar -si el mercado ofrece algún destino competitivo- en otro país y no en River: el jugador espera que la dirigencia lleva a los papeles el acuerdo para adelantar a enero la reducción de su cláusula de rescisión de 10 a 7 millones de dólares. Por eso, el plan es disfrutarlo. Y a pleno.

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *