Claves del fallo del TAS y por que tardó tanto


El fallo tardó en hacerse público pero finalmente se dio a conocer, más allá de que estaba desde agosto redactado en inglés por los jueces. La gente de TAS, tratándose de un caso tan particular, esperó estratégicamente un momento de mayor calma para informar que River es un legítimo campeón de la Libertadores 2018 de Madrid, pero le impuso dos fechas sin público local para la edición 2020. Hay que tener en cuenta que el año pasado era de elecciones nacionales y que se estaba jugando la Libertadores 2019, con lo cual la sanción iba a cumplirse en instancias decisivas de la Copa 2019.

Mirá también

Ahora, ¿cuáles son las explicaciones básicas del fallo en inglés de 46 páginas? Para bajar a la tierra el porqué de esta determinación.

En principio, el TAS le dio la derecha a Boca en cuanto a la influencia/perturbación psicológica a los jugadores por la agresión al micro y validó el informe de las lesiones, como el ojo de Pablo Pérez. Más allá del informe médico de Conmebol, acá aceptaron la presentación médica de Boca, aunque no le sirvió para mucho en cuanto al resultado final.

Mirá también

Eso sí, el TAS le dio valor al acuerdo firmado en pleno Monumental el día de la suspensión por Rodolfo D’Onofrio, Daniel Angelici y la Conmebol, de que el partido se postergaba para el día siguiente. Ese papel mostrado estratégicamente por River en su momento tuvo importancia, no le dieron cabida al argumento de Boca de que fue firmado bajo presión, por el contexto.

El fallo del TAS sobre la final de la Copa 2018.

Yendo a lo estrictamente legal, se desactivó la idea de que fueron dos hechos distintos los del micro y los de violencia en las inmediaciones del estadio, que la violencia fue una sola. Y aún admitiendo que existe la figura de “responsabilidad objetiva” de los clubes cuando sucede algo alrededor de un evento, que en este caso hay que tener muy en cuenta la ley local y que no puede pasarse por arriba. Eso jugó muy a favor de River, que la ley local hace responsable principalmente a los encargados de dar seguridad y no a las instituciones, en este caso el club de Núñez.

Mirá también

Lo que fue factor fundamental es la existencia de la ley local que pone por encima de todo a los responsables de seguridad. Entonces si bien River formó parte de la organización e incluso pagó por eso, para el TAS no fue el responsable excluyente y es lo que terminó casi exculpándolo. Eso fue sin dudas lo que atenuó claramente cualquier tipo de sanción fuerte y se le impusieron los dos partidos de local sin público, que afecta en lo económico y en lo deportivo, aunque al menos es en primera fase de Libertadores.

Mirá también

Boca fue al TAS con el caballito de batalla de leyes FIFA de “responsabilidad objetiva” de los clubes cuando son locales en un evento, como principales responsables cuando hay hechos de violencia en las inmediaciones de un estadio y buscando una decisión tajante e histórica, como ser campeón luego de haber perdido. River se defendió desligándose directamente de la organización de la seguridad y basándose en jurisdicciones locales. Y el TAS prefirió no meter ningún escritoriazo para la historia.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *