Chiquito Romero profundo: la anécdota con un nene, el pedido bostero de su hija, los idiomas que habla y su especial forma de ser

Hay un Chiquito Romero que todos conocen. Primero con el buzo de la Selección y desde hace más de un año con el de Boca. El de los penales. El que se convirtió en héroe contra los Países Bajos en el Mundial de Brasil 2014 y el que ahora se está convirtiendo en héroe cada vez más seguido en la Copa Libertadores, con cuatro atajados entre los octavos ante Nacional y los cuartos frente a Racing. Pero detrás de ese arquero se ve que hay un tipo pensante, con una personalidad muy especial y que está disfrutando como hace mucho no lo hacía. El lado íntimo y profundo del guardameta xeneize.

“Recibo mucho cariño y eso es espectacular. Yo he tenido la suerte de estar en la Seleccion Argentina muchos años y eso me ha permitido que la gente en la calle no mire el escudo que llevo en el pecho. Y eso me permitió poder sacarme fotos con hinchas de Independiente, River, San Lorenzo, Racing. Venían y me decian: sos de todos nosotros. Por mucho tiempo, lo sentí de esa manera. Me saco fotos con todo el mundo”, arrancó Chiquito en la entrevista con el Canal de Boca.

“Pero hoy en Boca, salir a la calle y ver que todo el mundo te diga ‘vamos Boca’ es algo distino es algo distinto a que te pare un hincha de la Selección. El de la Selección de acoje y te dice de la Selección. Esta gente que está en el predio, son 50 personas en la puerta. 25 son nenes de 4 o 5 años. Están enfermos”.

Romero lo cuenta y enseguida recuerda algo que le tocó vivir días atrás en la puerta del Centro de Entrenamiento, cuando salía con su auto y se detuvo a saludar. “Me agarró un nene, me miró a los ojos y me dijo: yo quiero que te quedes hasta que te retires. Boca es mi club. Y yo lo miraba y le pregunté cuántos años tenés, y me dijo siete. ¿Y hace cuánto que amas a Boca? Desde que nací me dijo. ¿Y hace cuanto pensás que amas de Boca? Desde los 3″.

Esos encuentros no están libres de presión, por supuesto. “Primero te dice vamos Boca y luego, despues, obviamente, te pide la Septima. Es el sueño de todos. Desde que pisas este club, sabemos lo que es la Copa, lo que sería de lindo poder lograrlo. Estamos en el camino correcto, las cosas bien. Pasamos un rival difícil, ahora vamos a tener un rival en frente como Palmeiras es histórico. Y Dios quiera poder en camino que es lo todo deseamos”.

La familia y el pedido de su hija

“Estamos contentos de estar en el país con Elania, de reapaptarnos a estar en nuestro país, nuestras hijas que comiencen a saber lo que es vivir en nuestro país. Se criaron en Europa toda la vida, la más grande nació en Holanda, los otros tres en Buenos Aires pero estuvieron un par de meses y se fueron. Se adaptaron rápido, les gusta, la más grande me dijo: ‘olvidate de irte a otro lado’. Me quiero quedar en Argentina. Se hizo hincha de Boca. Estamos contentos y pasando un lindo momento”.

Su forma de ser y la psicología

“Yo no trabajo con psicóloga. Cero. No me gusta, trabajo mi interior solo. Me duermo una siesta, me trato de relajar. El sentimiento del hincha es muy grande y muchas veces genera energía positiva y otras, mucha presión. Hay que saber manejarlo. Con el paso del tiempo, va a ver más psicólogos o coaching. Es segurísimo que se va a instalar la psicología en el fútbol. Lo va a ayudar.

Europa y los idiomas

“A Alan (Varela) cuando le toque volver a Boca, porque estoy seguro que va a volver, van a encontrar con otro Alan Varela. Es otra persona. Pero por sobre toda las cosas, que vuelva 100 veces mejor como persona. Yo siempre digo lo mismo. A mí me toco irme con 20 años de una manera. No sabía hablar inglés, ni dos palabras. Y me volví de Europa 15 años después, hablando inglés, perfecto italiano, sabiendo varias palabras en francés y me acostumbré para poder relacionarme. Y por sobre todo, salir a la calle con mi auto y veo a las señales de tránsito y sé lo que significan. Es espectacular crecer no solo como jugador de fútbol, sino como persona”

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *