“Canelo” Álvarez acabó con el invicto de Saunders frente a una multitud que desafía la pandemia –



“Saba que ya no iba a seguir porque le quebr el pmulo”, intuy “Canelo” tras la pelea que le permiti sumar el cinturn de la Organizacin Mundial de Boxeo

El mexicano Sal “Canelo” lvarez termin con el invicto del britnico Billy Joe Saunders al vencerlo por nocaut tcnico en el octavo asalto de un combate unificatorio de los ttulos supermedianos que se llev a cabo ante 73 mil personas, sin medidas sanitarias preventivas, en la ciudad de Arlington, Texas, Estados Unidos.

Saunders recibi un duro castigo en esa vuelta y qued con su ojo derecho completamente cerrado, por lo que le avis al rbitro estadounidense Mark Calo-oy que ya no volvera al cuadriltero, lo que desat la euforia de una multitud de neto corte latino.

La pelea llevaba un desarrollo parejo hasta ese castigo del mexicano que motiv el traslado de su rival a un hospital para comprobar que no existiera fractura.

“Saba que ya no iba a seguir porque le quebr el pmulo”, intuy “Canelo” tras la pelea que le permiti sumar el cinturn de la Organizacin Mundial de Boxeo (OMB) a los dos que ya posea en la categora (AMB y CMB).

“La pelea iba a comenzar hacia el octavo asalto. No fue tan difcil como lo esperaba, me doy cuenta de que mi preparacin era buena y voy mejorando da a da”, abund lvarez, de 30 aos, que elev su rcord a 55-1-2.

El mexicano confirm inmediatamente su intencin de atrapar la corona que le falta, de la Federacin Internacional de Boxeo (FIB), para convertirse en el primer supermediano (76,2 kg.) de la historia en lograrlo.

“Ese el plan, voy por ello”, le avis a su poseedor, el invicto estadounidense Caleb Plant, de 28 aos, ganador de 21 peleas (ninguna por la va rpida).

La velada del sbado a la noche en el AT&T Stadium, la casa de los Dallas Cowboys de la liga de ftbol americano (NFL), fue el evento a cielo cerrado de mayor concurrencia en Estados Unidos desde el inicio de la pandemia de coronavirus el ao pasado.

Los asistentes, en su mayora de origen mexicano, no mantuvieron el distanciamiento social y muchos de ellos tampoco portaron tapabocas frente al relajamiento de los controles por parte de la organizacin del combate.

El estado de Texas, gobernado por el republicano Greg Abbott, anunci en marzo pasado una flexibilizacin de las medidas sanitarias, an cuando Estados Unidos es el pas con mayor cantidad de casos y Texas la segunda regin en nmero de contagios (2,9 millones).



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *