Boca vuelve con el refuerzo en casa

Hay promesas. Y hay realidades. También hay una idea, un plan Riquelme 2022. Esto es, que los chicos de la cantera de Boca, los que ya pusieron un pie en Primera y los que ya le están tocando la puerta de entrada a Sebastián Battaglia, tengan más lugar, más rodaje, más presencia. Los tiempos parecen acompañar: este lunes se inicia la pretemporada y en el plantel no hay caras nuevas, más allá de las gestiones en marcha. Por eso, más que nunca, los chicos tendrán su lugar.

Mirá también

Dependerá, claro, del mercado de pases que haga el club, pero eso no debería ser un freno para algo que hasta los propios hinchas reclaman: que el “vamos vamos los pibes” deje de ser un grito circunstancial para ser algo más habitual, más natural. Sobre todo, porque algunos de los que piden pista ya demostraron estar listos para tener más de un partido.

Mirá también

Por lo pronto, hay diez jugadores del club que ya tocaron Primera y que están en la cabeza de Riquelme y Cía. para que empiecen a tener más chances. Uno, el principal, es Exequiel Zeballos. El Changuito, la gran revelación del final del 2021, demostró que está listo para pelear por un lugar en el 11 titular. Incluso, muchos creen que debería ocupar el lugar de Villa, lo vendan o no al colombiano.

Mirá también

Por lo pronto, terminó el año en mejor nivel, picando un penal ante Central Córdoba y convirtiéndole al mismísimo Barcelona en el 1-1 en Arabia Saudita. Elogiado por Juan Román Riquelme y Carlos Tevez, hasta se entrenó con Lionel Messi en la Mayor, apuntado por Lionel Scaloni como uno de esos jugadores con potencial de Selección. La gente ya lo adoptó y lo pide. El 2022 debería ser su año de explosión. Si le dan ese lugar, claro.

En esa lista, Valentín Barco también es otro que arranca el 2022 para pelear el lateral izquierdo. Es cierto que ahí está Fabra, pero los vaivenes del colombiano le abren un atajo al Colo, que este año la rompió en Reserva y hasta debutó en Primera antes que lo hiciera la mayoría de los chicos de esa divisional (fue contra Unión, previo a que sus compañeros saltaran a la cancha contra Banfield y San Lorenzo tras el escándalo en el Mineirao).

Mirá también

Al pibe del pase no-look y Topo Gigio a River y el de la rabona en la final con Sarmiento no parece pesarle la presión. Incluso, ya no está por debajo de Agustín Sandez, otro de los que estuvo a la altura en el puesto: cuando jugó por el colombiano, lo hizo en gran nivel (en total, lleva 15 partidos). Es más, Gusa hasta puede ser opción como central: en Reserva, también ocupó ese lugar.

Mirá también

Los otros pibes de Battaglia

El otro de la lista que ya hizo ruido en Primera es Aaron Molinas, el habilidoso de los botines negros. Apenas asumió Battaglia, pareció ser el hombre del DT para jugar por Edwin Cardona. Pero el colombiano, con su experiencia y jerarquía, se terminó imponiendo. Desde que fue titular con Gimnasia, la noche del micro-gate de Riquelme, Aaron perdió continuidad. Aunque se ganó a la gente, que lo reclama. Ya sin Edwin, es la principal opción para jugar con un enlace natural.

Ahí, entre los creativos, también asoma Gabriel Vega, el pibe por el que el propio Riquelme siente debilidad. “Se ve a él cuando empezaba”, le dijeron a Olé desde el predio de Ezeiza, por el talento, sus movimientos y su pegada. El 8 de la Reserva fue una de las figuras del Boca campeón de Hugo Ibarra y tiene fuerte banca en el Consejo: “Ya lo van a conocer”, dijo el Patrón Bermúdez. Con 19 años, fue titular en la emergencia con Banfield y San Lorenzo y después sólo tuvo siete minutos con Gimnasia.

Mirá también

Va por más. Al igual que Vicente Taborda, el pibe que era punta y que el Negro fue tirando más de enganche: metió un gol en el Súper de la divisional y fue citado para concentrarse con la Primera en un par de ocasiones (entró con Gimnasia). Ahora, seguramente, tendrá otra consideración.

De los que no tuvieron tantos minutos, Ignacio Ezequiel Fernández es otro que pinta para más. Debutó, incluso, antes que varios: fue de la mano de Russo, ante Patronato. Pero es un puesto en el que hoy está tapado por Jorman Campuzano (el titular para Battaglia), Alan Varela (otro pibe que salió cuando estaba para quedarse) y Esteban Rolón (el refuerzo que frenó al resto y no funcionó). Con algunos vaivenes por la renovación de su contrato, al final firmó hasta diciembre del 2023 con una cláusula de 20 palos verdes, lo que también le dan el valor como joya del club hacia el futuro.

Después, en la lista también está Rodrigo Montes, el que Battaglia más utilizó como titular: de hecho, le peleó y le sacó el puesto a Cristian Medina, otro de los juveniles revelación en el ciclo de Miguel. Con el León como DT de Primera, fue de entrada en siete partidos de los nueve que jugó. Y aunque no terminó de afirmarse, ganó experiencia, roce y ahora, con una pretemporada encima, bien podría arrancar el 2022 de otra fuerza. Lo que es seguro es que, para el DT, el juvenil de 21 años tiene una dinámica silenciosa pero valiosa.

Mirá también

Por último, asoman Eros Mancuso y Renzo Giampaoli, Uno es el cuatro que se la bancó cuando no estuvo ni Weigandt ni Advíncula (ante Central Córdoba, incluso, marcó su primer gol en Primera) y el otro es un central que perdió terreno en el último tiempo, pero que fue clave en el equipo campeón de Ibarra.

Aquí están, estos son, los 10 del 10 para el 2022…

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *