Boca llega con otra altura a la Copa

Y de repente, algo de alivio. Un respiro. Un poco de paz antes de ir a La Paz. Boca, por primera vez en este partido a partido en el que se ha transformado el ciclo de Sebastián Battaglia, podrá olvidarse por un ratito la Copa de Liga y apuntar todo a la Libertadores. Sin embargo, claro, tampoco podrá relajarse. Porque ahí, en los 3.600 metros del Hernando Siles​, ahora tendrá que ir a buscar otra clasificación o, al menos, de sobrevivir para lograrla. Otro cueste lo que cueste, como le pidió su hinchada en el final del 2 a 0 ante Barracas, también dejando en claro que el aire que ganó el sábado será nomás por unas horas, hasta el miércoles.

El que aportó esa calma esperada, por lo pronto, fue el dueño de la Pipa de La Paz: Darío Benedetto. Otra vez el goleador apareció en toda su dimensión para darle a Boca un triunfo revitalizador, encima con un show que hacía tiempo que no se pagaba en la Bombonera: su tijera palermiana para clavar el segundo, hacer delirar al Templo y lograr ahí el primer triunfo del año en la Copa de Liga. Y transmitir otra confianza en el plantel, el día después, otra vez reunidos en el predio de Ezeiza para el primer entrenamiento ahora con la cabeza en Bolivia.

Mirá también

Pipa, con sus goles, le dio aire a Battaglia. Será una baja clave con Always Ready. (Prensa Boca)

Pipa, con sus goles, le dio aire a Battaglia. Será una baja clave con Always Ready. (Prensa Boca)

Mirá también

Casualmente el nueve había sido el autor de otro doblete, para la primera victoria del 2022 en la Bombonera, por la Copa, ante Always Ready, que llega con bajas a este partido. Por eso, será una baja clave en Bolivia: por llegar a la tercera amarilla, no podrá estar en la finalísima copera: su lugar lo ocuparía Vázquez.

La reaparición goleadora de Benedetto tras dos partidos sin convertir no fue la única buena señal que Boca mostró en una victoria urgida, necesaria, indispensable, ante Barracas. También, mostró una mejoría en el juego, una evolución en la generación, un paso adelante en la construcción, algo que le venía faltando. Hasta ahí, era un equipo casi sin conducción, sometido a la inspiración de sus jugadores más determinantes, pero sin estructura, sin respaldo, sin una idea, a pesar de que Battaglia venía diciendo que el camino a seguir era sostener una. Difícil hacerlo, cuando no la tenía. O al menos, nada de eso se veía.

Mirá también

Mirá también

Pues bien, el primer gol de Benedetto, ya de arranque, mostró ahí mismo una búsqueda que a Boca le costaba tener: pase filtrado de Romero para Pol, enganche del hombre que salió del círculo central para volver a jugar a la derecha y asistencia al goleador, que resolvió con clase. No se trata de contar el gol, sino el movimiento: con Varela de cinco, Fernández se liberó y eso le permitió llegar al área y desequilibrar.

Lo que Boca encontró, además de paz​

Por lo tanto, de alguna forma, Battaglia parece haber recuperado una fórmula en el mediocampo que le cayó mejor al equipo en general, y a Pol en particular, ya que había perdido radio de acción como volante central. A partir de ahí, Boca encontró control con el manejo de Varela como un cinco más posicional y de buena salida, dominio tiempo y espacio y dio una imagen esperanzadora para ir a la altura de La Paz a buscar al menos un punto, contra Always Ready, que lo deje expectante en el grupo E, aunque obligado a ganar los dos que restan de local: Corinthians y Cali. ¿Seguirá Varela como cinco? Todo indica que sí.

Mirá también

Es cierto, para el choque del miércoles en el Siles, donde tiene que sumar o sumar, Boca lamentará no tener a Pipa, con unos números impresionantes desde su regreso (ver aparte), también a Sebastián Villa, una vez más la pieza más desequilibrante del equipo y, en algún punto, a Carlos Izquierdoz, quien volvió con Barracas tras recuperarse de su lesión en el pie y de nuevo aportó solvencia y liderazgo. Pero tras el sacudón en Brasil, el equipo experimentó una reacción anímica y futbolística y llega con algo de paz a La Paz. A esta altura, justamente, no es poco.

Los goles del Pipa ante Barracas​

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *