Belgrano y su método para ser puntero

Es la fórmula indicada. Es la fórmula del gol y del triunfo. No hay con qué darle. Pese a los intentos por buscar otra forma de llevarse los tres puntos, a los jugadores les gusta poner un poco de dramatismo al brillante torneo que vienen teniendo. Es que una vez más se iluminó en el segundo tiempo para quedarse con la victoria frente a Almirante Brown, sumar siete gritos consecutivos y estirar la diferencia con San Martín de Tucumán en la punta de la Primera Nacional. Cómo no se van a ilusionar en barrio Alberdi, si el método que tiene la B nunca falla.

Los primeros tiempos suelen costarle demasiado al Pirata. Por un lado, los rivales se tiran muy atrás y esperan en los últimos metros, cerrándole los caminos. Por el otro, al propio equipo le cuesta hacer pie, no genera el juego necesario para llegar con peligro y, las pocas que tiene, no las aprovecha. Todo lo contrario sucede en los complementos. Si bien es cierto que no brilla, el hambre de los futbolistas por quedarse con el triunfo, sumado a la jerarquía individual, hacen un combo letal para cualquier adversario.

Y La Fragata terminó sufriendo. Porque, más allá de la línea de cinco defensores que metió desde el inicio para resguardarse de la potencia ofensiva ajena, quedó expuesto en el ST y los de Córdoba no lo desperdiciaron: conducción de Mariano Miño, pase al costado para que Pablo Vegetti tirara el centro y aparición del 10 para meter un lindo cabezazo en el 1-0.

Así, 17 de los 19 goles que metió Belgrano los hizo en esa etapa, algo que dejó de ser una racha a ser la fórmula ideal seguir arriba.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *