Belgrano igualó y estiró su mal momento

Pasó de ser un equipo sin fisuras a uno que comenzó a mostrar las primeras grietas. Pasó de no perdonar a nadie a dejar pasar varias oportunidades para estirar la diferencia en lo alto del torneo. Pasó de ser contundente a desperdiciar gran cantidad de chances para quedarse con la victoria. Belgrano está desconocido, lejos del nivel que lo llevó a ser el mejor de la Primera Nacional y máximo candidato a lograr el primer ascenso a la Liga Profesional. Contra todos los pronósticos, igualó contra Sacachispas, uno de los que pelea abajo, y estiró su mal momento: sumó apenas dos de los últimos 12 puntos.

EL 1-0 DE BELGRANO

Pese a la enorme diferencia en el presupuesto y en la jerarquía del plantel profesional, el Pirata no pudo sostener la victoria para romper con la racha adversa para empezar la recta final del campeonato de la mejor manera. Y la bronca acumulada es mucha. Porque no supo encontrar la manera para imponerse ante uno de los peores equipo de la categoría. Porque dejó abierta la puerta para que Instituto y San Martín de Tucumán, sus perseguidores más cercanos, acorten la brecha en la punta.

Con el estreno de Néstor Apuzzo, el Lila planteó un partido inteligente para molestar a su rival: paró dos líneas de cuatro bien pegaditas, cortó el juego con frecuencia e impidió que Pablo Vegetti, su carta goleadora, se moviera con facilidad. Y si bien el delantero llegó a convertir el 1-0 parcial a través de un cabezazo, la dura marca de David Ledesma surgió efecto.

EL EMPATE DE SACA

Más allá de la desventaja en el marcador, Saca fue en busca de la igualdad y la consiguió por medio de un testazo de Rodrigo Díaz luego de una pelota parada. El baldazo de agua fría fue demasiado para un Belgrano que se fue caliente por el penal que no le cobraron a Alejandro Rébola cerca del cierre del complemento.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *