Battaglia, capítulo mil: ¿y ahora qué?

El esto parece ser “partido a partido” del que se quejó Sebastián Battaglia tras la victoria ante Central Córdoba vuelve a marcar el rumbo de su ciclo. A esta altura, hasta el pacto que hizo el DT de Boca con el Consejo de Riquelme parece desvirtuado. El León ganó uno de los dos partidos que tenía para ratificar su cargo, pero perdió el más importante. Sin embargo, sigue en el puesto, ahora aferrado a la clasificación del equipo en la Copa de Liga (está segundo y casi adentro de cuartos) y a lo que pueda pasar en la altura de La Paz. Como fuera, una vez más, su futuro está en riesgo, sin paz, al límite.

A Battaglia lo salvan los tiempos. Lo apremiado del calendario. Que Boca juegue el sábado con Barracas por la Liga y que el próximo miércoles, ya mismo, dentro de sólo una semana, se juegue una final por la Copa, en la altura. De lo contrario, sería otro largo día de reuniones en el predio de Ezeiza, como ocurrió el jueves pasado. Todo lo demás, después, le juega en contra al DT…

El equipo no sólo perdió en Brasil un partido clave. Además, sigue padeciendo los mismos problemas estructurales de estos tiempos: falta de juego y profundidad y fragilidad en ambas áreas. Es decir, no hay avances sustanciales, no hay señales de recuperación futbolística palpables y sólo parece depender de arrestos individuales (alguna buena jugada como la de Villa y Salvio con Central Córdoba y una combinación como la de Toto, Medina y Vázquez en San Pablo). Demasiado poco. Porque ya ni siquiera la actitud del equipo, algo que persiste y en lo que se apoyó el DT para continuar, alcanza.

El DT estuvo activo en el partido, pero después del 0-2 se sentó en el banco, resignado.

El DT estuvo activo en el partido, pero después del 0-2 se sentó en el banco, resignado.

Mirá también

Battaglia, en ese sentido, volvió a ofrecer una declaración polémica post 0-2 en Brasil, sin demasiado autocrítica del momento. Habló de “seguir manteniendo una idea” que, claramente, no se ve. De hecho, fue la frase que más irritó a los hinchas en la tribuna virtual que son las redes sociales. “¿Qué idea?”, fue la pregunta que se repitió con ironía, en cada comentario que derivó de esa frase. Las conferencias de prensa no han sido, justamente, otro punto fuerte del entrenador durante todo su ciclo. 

Mirá también

Mirá también

Así, Boca parece acorralado entre sus propias necesidades y urgencias. Y ahí está la mayor responsabilidad del Consejo, que sigue sosteniendo un ciclo que hace rato que quiere cortar por convicción y por desencanto, y que hasta ahora no se animó por el costo político que implica. El riesgo: la chance de quedar afuera del gran objetivo del año y del club en la fase de grupos. ¿Que todavía el equipo depende de sí mismo? Es cierto. Para bien. Y también, a esta altura, para mal…

La búsqueda sigue

Aunque se niegue, el Consejo sigue en estos días en la búsqueda de un entrenador para reemplazar a Battaglia. Desde que quedó planteado el escenario de salida la semana pasada, que ese rastreo, en silencio, continúa. Y tiene sus razones. El ciclo, en definitiva, sigue sin dar señales claras de resurrección. La victoria contra Central Córdoba sólo fue un alivio circunstancial que la derrota contra Corinthians volvió al mismo lugar. Y si en Bolivia el proceso del León llega a su fin, tiene que existir un plan B urgente, salvador, si es que el Xeneize quiere seguir en la Libertadores.

El Consejo, a partir de ahora, se mantendrá a la espera el famoso “gesto” de Battaglia, como quedó implícito tras darle una nueva oportunidad luego del empate-derrota con Godoy Cruz. Ahora, ese escenario, se trasladó efectivamente al choque con Always Ready. Otra vez el equipo boliviano, como pasó en la Bombonera, definirá lo que pase con el León. Y ahora sí en el CDF esperan que si el resultado no es el esperado, el DT tome la decisión de dar un paso al costado y los liberen del costo de un desenlace forzado.

Mirá también

Mirá también

Como fuera, la paciencia del Consejo, y sobre todo la de los hinchas, parece estar agotada y sólo la espalda del DT, como hombre del club y como máximo ganador de la historia xeneize, lo sostiene con la esperanza de revertir un escenario muy complejo. Battaglia, capítulo mil…

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *