Arranca la Copa Árabe, la prueba piloto para el Mundial

Usualmente, antes de una Copa del Mundo, el país anfitrión organiza la Copa Confederaciones entre las selecciones campeonas en su continente. No solo sirve para medir potencia entre dichos equipos, sino que es una prueba clave organizativa de cara al Mundial. En este año no se jugará ese torneo, pero Qatar sí tiene su test piloto de cara al 2022: la Copa Árabe.

Mirá también

Este torneo de selecciones árabes, como bien dice el nombre, lleva nueve años sin disputarse, pero en el 2021 le llegó su turno y nada menos que en estadios mundialistas. Además, es la primera vez que la FIFA lo organiza. Son 16 equipos divididos en cuatro zonas y la final será el 18 de diciembre, justo un año antes de la definición del Mundial (18/12/2022, en el lujoso Lusail Stadium, el que Olé pudo recorrer).

La Copa Árabe empieza el martes 30 de noviembre con buena cartelera. Irak, el más ganador del torneo (cuatro títulos) se mide ante Omán (desde las 10.00, hora argentina) en el Al Janoub Stadium, de Al Wakrah, y la inauguración con fiesta será -desde las 13.30 nuestras- en el Al Bayt Stadium, de Al Khor, cuando Qatar reciba a Baréin. Esos dos encuentros son por el Grupo A. En el B se enfrentan Túnez vs. Mauritania (a las 7.oo) en el Ahmed bin Ali Stadium, de Al Rayyan; y Emiratos Árabes Unidos vs. Siria (a las 16) en el Stadium 974, en Doha.

La Copa Árabe en los medios de Doha.

La Copa Árabe en los medios de Doha.

Además de los cuatro estadios nombrados, la lista la completan Al Thumama Stadium de Doha y Education City de Al Rayyan. El Khalifa International (único que no se construyó desde cero para el Mundial) se utilizó en la fase previa. Mientras que el Lusail, el de la final de la Copa del Mundo, todavía no está listo.

Las otras selecciones que completan las zonas son Marruecos (último campeón, en la edición 2012), Arabia Saudita, Jordania y Palestina en la C, mientras que en la D están Argelia, Egipto, Líbano y Sudán. Serán 32 partidos en 19 días, una gran prueba para ver cómo responde Qatar a las exigencias organizativas. Por lo que se ve estando en Doha, tienen todo controlado, más allá de que siguen con obras a full (en calles y demás construcciones) para llegar al 2022 con todo listo.

Mirá también

¿Candidatos? Marruecos, por ranking FIFA (28°), es uno, más allá de que viajó con su equipo alternativo, con jugadores de la liga local. Túnez y Argelia viene cerca teniendo en cuenta esa estadística (29° y 32° respectivamente). Esas tres selecciones más Egipto son los que siguen firmes en la clasificación africana rumbo al Mundial, ganando sus grupos y esperando uno de los cinco boletos.

Qatar, por localía y por ser el último campeón de la Copa Asiática, en 2019. Otros del mismo continente que vienen bien en su clasificación mundialistas y pueden dar un salto son Arabia Saudita (líder de su zona, cerca de abrochar su boleto a la Copa del Mundo) y Emiratos Árabes (por ahora en repechaje). A Omán, Líbano, Irak y Siria no les está yendo tan bien en la qualy.

Se respira la Copa Árabe en Qatar,

Se respira la Copa Árabe en Qatar,

Faltarán figuras de renombre, como el caso de Mohamed Salah, ya que los clubes no están obligados a ceder jugadores a no ser un torneo dentro del calendario preestablecido por FIFA. Aunque sí estarán Almoez Ali (máximo goleador), Hassan Al Haydos (capitán) y Akram Afif, (Jugador del Año de la AFC en 2019) en la selección qatarí. Argelia, campeona de África, tiene a Yacine Brahimi, El Arabi Soudani y Baghdad Bounedjah. Farouk Ben Mustapha, Yassine Meriah, Fakhreddine Ben Youssef, Ali Maaloul, Ferjani Sassi y Naim Sliti empujarán a Túnez como lo hicieron en Rusia 2018.

Carlos Queiroz, DT de Egipto, viajó con el buen arquero Mohamed El Shenawy. Emiratos Árabes cuenta con Ali Mabkhout e Ismail Matar, Balón de Oro adidas en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2003. Arabia Saudita dependerá de Feras Al Brikan… Y así cada selección.

Lo cierto es que será la gran prueba de Qatar de cara a su Mundial. Las entradas son solo para qataríes, a un valor de 25 riales (7 dólares), y los hinchas deben sacar su Fan ID, similar al que se utilizó en Rusia 2018 y al que se usará en el 2022. También se probará el fuera de juego semiautomático.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *