Argentina y Messi contra Italia, como si fuera el Mundial

Argentina-Italia. Italia-Argentina. La historia misma. La Copa del Mundo del 86. La semi del 90. Maradona. La pasta. Los domingos. La nonna. La familia. Y ahora, la Finalissima. El campeón de América y el campeón de Europa como en la vieja Intercontinental de clubes, cara a cara, frente a frente, en el mítico estadio de Wembley, allí donde la Azzurra se coronó en el 2021 ante Inglaterra, allí donde la Albiceleste nunca pudo ganar (tiene tres empates y tres derrotas). ¿Será el primero para este equipo que ya cortó los 28 años de sequía? ¿Habrá otra estrella para el capitán Messi? ¿Habrá lugar para otro gol de la gloria para Di María​? Señores, abran juego. Este miércoles arranca el Mundial…

Mirá también

La sonrisa de Messi en Londres. EFE/EPA/ANDY RAIN

La sonrisa de Messi en Londres. EFE/EPA/ANDY RAIN

Mirá también

La Scaloneta llega con todo su envión. Italia, con toda su decepción. Qatar, esta vez, los divide. Uno está adentro, el otro afuera. Uno llega con 31 partidos invicto. El otro, acaba de ver caer su marca de 37 juegos sin perder. Paradójicamente, el récord mundial se pasó de bando. Por eso, hay mucho en juego. No sólo un título. Acaso, para el equipo de Scaloni, sirva como confirmación, como su primer gran examen de este tiempo contra un europeo, la medida de todas las cosas. Como dijo el propio Messi, “es una linda prueba para nosotros, porque es el campeón de Europa, si Italia iba al Mundial era favorito”. Pues bien, por ahí pasa la historia también: saber dónde estamos parados, a menos de seis meses de la cita máxima.

Mirá también

Hay un dato más que potencia este partido. Argentina pondrá a ocho de los 11 que lograron la gloria en el Maracaná. Italia también podrá repetir a nueve de los 11 que alcanzaron la gloria justo en Wembley. Por lo tanto, hay razones para pensar en un partidazo. Porque las fuerzas se equiparan en un solo partido (si lo sabrá la Azzurra, que se quedó afuera con Macedonia), porque hay jerarquía de un lado y del otro, porque el pasado también juega su parte, tiene su sello, su impronta. Nunca es igual cuando dos seleccionados campeones del mundo se encuentran. Hay un respeto ganado, impuesto, establecido.

Mirá también

El recuerdo

Cuando se enfrentaron por última vez hace cuatro años, en ese 2 a 0 con el que Argentina se impuso en el estadio del City, Scaloni fue testigo del triunfo como ayudante de Jorge Sampaoli. También fue en la previa de un Mundial que, se sabe, no salió para nada bien. Hoy la historia es otra. Ya sin la mochila de tener que ganar, pero sí con la necesidad de tener un termómetro de esa ilusión renovada, quizás esta vez con más argumentos futbolísticos, con otro orden y con un equipo que ya no es Messidependiente, sino, por momentos, autosuficiente.

El Lionel DT se la juega con su base campeona, con gran parte del equipo titular que piensa para Qatar. Sin Paredes pero con Guido. Sin Montiel (con respecto al Maracaná) pero con el ascendente Molina y sin Acuña (molestia muscular en la última práctica y en su lugar estará Tagliafico). Con Cuti Romero y Otamendi otra vez juntos después de más de seis meses (no juegan desde el 0-0 con Brasil en San Juan), con el inmenso Dibu otra vez en el arco, con el guerrero De Paul, con el goleador Lautaro, con el héroe Di María y con el genio de la lámpara que nunca falta. Atentos, que si hay empate en los 90’, se define en los penales.

Messi y compañía en Wembley. Reuters/Peter Cziborra

Messi y compañía en Wembley. Reuters/Peter Cziborra

Sí, es la hora, es la hora… de probar. Y de volver a ganar…

POSIBLES FORMACIONES

Argentina: Martínez; Molina, Romero, Otamendi, Tagliafico; De Paul, Guido Rodríguez, Lo Celso; Messi, Martínez y Di María.

Italia: Donnarumma; Di Lorenzo, Bonucci, Chiellini, Emerson; Pessina, Jorginho, Barella; Bernardeschi, Belotti e Insigne.

Hora: 15.45.

Estadio: Wembley (Londres).

Definición: en caso de empate, habrá penales.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *