Árbitro elegido para el Mundial de Qatar 2022 sufrió un infarto

El árbitro rumano Ovidiu Hategan, preseleccionado para el Mundial de Qatar 2022, sufrió un infarto este domingo mientras se encontraba en su casa. Según informaron algunos medios europeos, Hategan había finalizado su rutina de ejercicios y sentía un dolor fuerte en el pecho que lo obligó a dirigirse a un hospital de la ciudad de Arad. Pero tuvo que ser trasladado de urgencia a un centro médico en Timisoara.

Mirá también

Allí fue atendido con rapidez por los médicos, quienes inmediatamente debieron hacerle una cirugía para detener su ataque al corazón. Por lo que trascendió en la madrugada de este lunes, el árbitro pudo comunicarse con su familia y ya se encuentra estable y fuera de peligro. Sin embargo, deberá permanecer en observación en el hospital hasta el fin de semana. “Ahora estoy bien, todo está en orden”, expresó Hategan con los medios locales.

Mirá también

Pese a que fue intervenido a tiempo y se encuentre estable, el regreso del rumano de 41 años para volver a dirigir partidos aún es incierto. Todo dependerá de la determinación de los médicos y de la evolución de su situación, que de momento es prometedora.

Mirá también

Hategan dirigió un partido por última vez el pasado 3 de marzo en la liga rumana. A nivel internacional, había sido la máxima autoridad del encuentro de vuelta entre el Atlético de Madrid y el Manchester United por la Champions League. También fue el juez principal de los duelos entre Polonia y Eslovaquia e Italia y Gales.

Ovidiu Hategan en el duelo entre el Atlético de Madrid y el Manchester United. (AFP)

Ovidiu Hategan en el duelo entre el Atlético de Madrid y el Manchester United. (AFP)

Sus buenas actuaciones le permitieron escalar cada vez más seguido a partidos de mayor trascendencia. Por esa razón, fue preseleccionado entre los árbitros elegidos para el Mundial de Qatar 2022.

HATEGAN Y UN MOMENTO EMOTIVO CON VIRGIL VAN DIJK

En el encuentro entre Países Bajos y Alemania de la UEFA Nations League de 2018, el defensor del Liverpool, Virgil Van Dijk, protagonizó un momento emotivo junto a Hategan. Al finalizar el partido, al árbitro se lo vio triste y llorando, por lo que el capitán de la selección neerlandesa decidió acercarse a consolarlo.

Mirá también

Luego del duelo, Van Dijk fue consultado por el hecho en conferencia de prensa y allí indicó que Hategan estaba triste por el fallecimiento de su mamá: “Ese hombre se derrumbó, se quedó con lágrimas en los ojos porque acababa de perder a su madre. Le deseé fuerza y le dije que lo había hecho bien. Es algo pequeño, pero tal vez lo ayude”.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *