Ante una fiesta en las tribunas, Instituto y Quilmes no pasaron del cero

Viernes por la noche, ideal para ir a la cancha. Arrancar el fin de semana viendo a tu equipo. Así lo sintió el hincha de Instituto y, por eso, copó el estadio. Le puso color al partido. Hasta se tuvo que parar un rato por las bengalas. Se robaron el show. Y no era muy difícil hacerlo, porque, de la línea de cal para adentro, La Gloria y Quilmes dejaron mucho que desear.

Mirá también

Buenas intenciones, pocas ideas. Ninguno fue claro a la hora de crear juego. El mediocampo fue zona de disputa. Un poco para uno, un poco para otro. Se bloquearon ahí y arriba nada. Los delanteros pasaron hambre. No es su culpa, no les llegaron muchas. Ahí se puede explicar el resultado de la noche de Alta Córdoba, donde Joaquín Arzura vio la roja en la Gloria.

Mirá también

De movida, ideas diferentes. El local optó por moverla un poco por el piso, en un campo complicado. Juntaba a los volantes con los laterales y para adelante. No más que eso. El equipo de Leandro Benítez prefirió el juego directo. Si era por arriba, mejor. Porque en el frente de ataque estaban Mariano Pavone y Federico González. No funcionó y terminaron repartiendo puntos.

Mirá también

Mirá también

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *