All Boys la metió sobre el final y se llevó el clásico ante Atlanta

Había mucho en juego. No era un clásico más entre All Boys y Atlanta. Era uno que ponía de un lado de la mesa la igualdad de los Bohemios en el historial (jugaron 71 veces y el Albo lo dominaba con 24 ganados), y del otro, la racha negativa de 14 años que acarreaba el Blanquinegro sin ganarle a uno de sus eternos rivales.

Fernando Brandán fue la gran figura de la noche.
 Foto. Emiliano Cobreros / Prensa All Boys

Fernando Brandán fue la gran figura de la noche.
Foto. Emiliano Cobreros / Prensa All Boys

Una polémica decisión arbitral abrió el juego. El equipo de Villa Crespo se quedó con uno menos desde los 28’, y los de Floresta tenían todo servido para acabar con esa maldición. Y lo lograron con una gran lectura del entrenador del Albo, Aníbal Biggeri. Sí, ése que supo ser la mano derecha del ídolo del club, Pepe Romero: llevó a que el partido se empiece a jugar por la banda derecha de Atlanta, que sobre el cierre del segundo tiempo tenía a un Molina desorientado de la marca y la posición, y consiguió tras un gran centro de Sánchez, y un tacazo del ingresado Comachi, que Brandán reciba solo y marque el gol que hizo estallar a todo Floresta. ¿Mejor debut para el DT? Imposible.

Un clásico picante, que fue opacado por el mal arbitraje.
Foto: Fede Imas / Atlanta oficial

Un clásico picante, que fue opacado por el mal arbitraje.
Foto: Fede Imas / Atlanta oficial

Loco y Bohemio. Así se reflejaban las órdenes que salían desde el banco del visitante, en la voz del DT, Walter Erviti. Es que el arquero de Atlanta (Rago) se llevó por delante a Brandán, el 10 de All Boys, tras un blooper del central Martín García, y la falta, aunque la pelota tomó rumbo de lateral, el línea Pablo Gualtieri la terminó analizando como último recurso (algo que en principio no consideró el árbitro Zunino), y limitó a que todo lo que seguía del clásico, lo juegue con desventaja de jugadores.

Los 9, Bianchi en el Albo, y Klusener en el Bohemio, tuvieron poca acción, pero se adjudicaron las más importantes de los 90’, después del gol, pero Brandán fue la gran estrella de la noche. Demostró la viveza necesaria para estos partidos, y con las subidas de Marcial, empezó su juego.

LA POLÉMICA EXPULSIÓN DE RAGO

El primer tiempo iba mostrando las armas que tenía Atlanta de un lado, y el Albo del otro. Pero una decisión del árbitro (mejor dicho, del línea) terminó condenando a que Atlanta juegue el resto del partido con uno menos.

Juan Francisco Rago vio la roja injustamente.
Foto: Fede Imas

Juan Francisco Rago vio la roja injustamente.
Foto: Fede Imas

¿Qué sucedió? El 1 del Bohemio, Rago, se llevó por delante al atacante de All Boys, Brandán, en el borde del área grande. El árbitro, entendiendo que la pelota salió con dirección del lateral, y que no era considerado último hombre porque a su lado ya tenía a los centrales de los de Villa Crespo, iba decidido a mostrarle la tarjeta amarilla. Pero el línea lo llamó y empezaron a correr todos con él… Es que Pablo Gualtieri vio otra cosa. Entendió que la falta fue más grave, evitó la parte de que la pelota no iba con destino de gol, y le marcó, con seguridad, que tenía que ser expulsado. Ante esto, no hubo vuelta atrás y el juez principal cedió ante esa postura. Erviti sacó a Bisanz, perdió juego en el medio, y nunca pudo recuperarse. Y Atlanta perdió…

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *