Zárate pasó su primera noche preso en un calabozo y evalúan si continúan la causa contra Martín Benítez



Giuliana Peralta (25) volvía de trabajar manejando su auto cuando una noticia la paralizó. Tuvo que detener la marcha y parar a un costado porque las lágrimas le impedían ver con claridad. Lloró como aquel día hace seis años. Esa vez, el llanto fue por angustia, ahora fue por desahogo: el ex futbolista de Independiente Alexis Zárate (26), condenado en 2017 por haberla violado, finalmente quedó detenido.

“Giuliana está absolutamente harta. Hoy empieza el duelo de tratar de enterrar el abuso sexual, del cual tiene una cicatriz y no lo puede borrar de su cabeza”, contó a Clarín su abogada, Raquel Hermida. “Vamos a ver cómo sigue todo esto de nuestro lado, si vamos a iniciar o no una causa civil, y si vamos a seguir el proceso penal contra Nicolás Pérez y Martín Benítez”, agregó.

La condena contra Zárate fue confirmada este viernes por la Suprema Corte de Justicia bonaerense al rechazar un recurso extraordinario presentado por su defensa. Apenas se conoció el fallo, el juez de la causa ordenó su detención.

El ex jugador de Independiente estaba trabajando en un negocio de pastas artesanales cuando su abogado Gonzalo Falco lo llamó por teléfono. Le comunicó las novedades, le dijo que había una orden de detención contra él y que fuera para su casa que la Policía lo iba a ir a buscar.

Giuliana Peralta denunció a Zárate por violarla en su departamento. (Archivo Clarín)

Zárate le hizo caso y cuando llegó vio que un patrullero lo estaba esperando en la puerta de su vivienda, en Avellaneda.

El ex futbolista pasó la primera noche preso en uno de los calabozos de la comisaría 2° de Avellaneda. Todavía no se sabe a qué unidad del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) será trasladado ni cuándo.

“Está a la espera de un cupo. Él se entregó voluntariamente. Siempre me dijo que si esto salía así, si a él no lo escuchaba nadie, iba a cumplir la pena”, dijo Falco a Clarín.

El abogado también manifestó su preocupación por las condiciones de encierro y sanitarias en la dependencia policial, sobre todo en el contexto de la pandemia por el coronavirus​. “Voy a hablar con el juez por las condiciones del traslado. Pero depende de los cupos del SPB”, apuntó.

“Cuando Independiente lo cede a Temperley después de la sentencia, Temperley no lo quería dejar trabajar, interpusimos un amparo, pero igual no lo reincorporaron. Alexis tampoco quiso insistir con ese recurso”, contó Falco.

Alexis Zárate y su abogado Gonzalo Falco, durante el juicio en su contra por abuso sexual. (Archivo Clarín)

Ante esa situación, Zárate intentó continuar su carrera deportiva en el exterior y en 2018 viajó a Letonia para probarse en el FK Liepāja de la primera división de ese país. El club lo aceptó como jugador y quiso ficharlo.

“Nosotros le hicimos saber al tribunal que le estaban ofreciendo un contrato de trabajo por un año, le dimos el domicilio de dónde vivía, dónde jugaba, todo y justo el juez que lo autorizó a viajar estaba de vacaciones, tomó el asunto otro juez de ese tribunal y lo intimó a que regresara al país. Él no tuvo ningún inconveniente en volver, dejó de jugar y le decretaron la prohibición de salir de la Provincia de Buenos Aires”, dijo el abogado.

Ahora la defensa del jugador prepara un recurso de queja ante la Corte Suprema de la Nación. Es el último intento que tienen para intentar revertir la condena a seis años y medio de prisión por abuso sexual.

Zárate fue sentenciado por haber violado a Giuliana en 2014, cuando ella era novia del también futbolista Martín Benítez, quien siguió en Independiente varios años más y actualmente juega en Brasil.

Giuliana Peralta se expresó a través de su cuenta de Twitter @giuperalta al conocer la noticia de la detención de Zárate.

Aquella madrugada Benítez y Giuliana fueron al departamento de Zárate para estar solos. Mantuvieron relaciones y se quedaron dormidos. En ese momento fue cuando el dueño de casa entró a la habitación y violó a la chica con la presunta complicidad de su pareja.

Zárate fue condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de Lomas de Zamora en 2017. A pesar de que la Cámara de Casación bonaerense había confirmado la sentencia, el futbolista continuaba en libertad por un recurso extraordinario presentado por su defensa ante la Suprema Corte bonaerense, para llevar el caso a la Corte Suprema de la Nación. Con el rechazo del máximo tribunal de este viernes, Zárate finalmente fue preso.

“La cuestión de fondo es que no hay igualdad de partes. Esto fue un juicio donde solo con la declaración de la víctima y sin ninguna otra prueba lo condenaron a Alexis. Y él declaró pero su testimonio no lo tuvieron en cuenta. Nosotros consideramos que se viola el principio de inocencia, el de congruencia y la arbitrariedad de la sentencia. Una sentencia tiene que tener varios elementos probatorios para llegar a un estado de certeza para obtener una condena y para nosotros desde el primer momento nunca lo hubo”, dijo Falco.

Giuliana Peralta junto a su abogada Raquel Hermida durante el veredicto en el juicio por violación a Zárate. (Archivo Clarín)

Mientras tanto, la abogada de Giuliana, afirmó que la víctima ahora va a decidir si continuará el proceso penal contra Benítez y Christian Nicolás Pérez, también futbolista de Independiente. 

“Nosotros creemos que Benítez la entregó y que por eso la llevó a dormir ahí”, dijo Hermida. “Ella no quería ir al departamento de un conocido pero la relación pudo más y esa fue la peor noche de su vida. Se dio cuenta que estuvo dos años con un tipo que la estaba entregando y había un abusador conocido por todos en Independiente”, agregó la abogada.

En cuanto a Pérez, Hermida dijo que era “amigo de Giuliana” y lo acusan de ”privación ilegítima de la libertad” porque después de la violación no dejaba a la víctima irse del departamento. “El que la deja salir es Benítez porque gritaba demasiado. Si no, podríamos estar hablando de un femicidio”, dijo.

Además, sospechan que Pérez encubrió a Benítez en su declaración. “Recordemos que Benítez era una estrella de Independiente en el momento del juicio y por eso lo cubrieron todos”, dijo Hermida.

La abogada señaló también que Benítez “quiso arreglar económicamente” a Giuliana para que no hiciera la denuncia. Ese relato está apoyado en los chats que tanto Pérez como Benítez le enviaron a la joven cuando estaba volviendo a su casa, después del episodio del abuso.

AS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

web web web web web web web web web web