Vacuna rusa y de Oxford: en qué se diferencian y cuál sería la más efectiva contra el coronavirus



Once vacunas contra el coronavirus son las que hasta ahora se encuentran en la fase 3 de ensayo, la más avanzada antes de su aprobación y uso más allá del ámbito de investigación. Aquí, un resumen de la situación de la vacuna rusa y de Oxford.

La promocionada oferta de Rusia para acceder a 25 millones de dosis de la candidata Sputnik V que podrían llegar entre diciembre y enero, no es la única que se espera probar en Argentina. El ministro de salud, Gines González García, había adelantado que: “Ni bien se promulgue la ley que declara de interés público la compra y distribución de vacunas contra coronavirus, vamos a firmar con AstraZeneca, con capacidad de producción a partir de marzo, que va a llegar hasta fines de junio-julio (del 2021), por 22,4 millones de dosis de vacuna”. Esta última y la Sputnik V necesitarían la aplicación de dos dosis por persona.

Sputnik V

El 11 de agosto de 2020, el presidente Vladimir Putin anunció la aprobación de la vacuna, bautizada como Sputnik V, incluso antes de que comenzaran los ensayos de la fase 3. La medida fue criticada por sus riesgos. Rusia ajustó la medida y señaló que la aprobación era un “certificado de registro condicional” que dependería de los resultados de los ensayos de fase 3. Esos ensayos, inicialmente planeados para solo 2.000 voluntarios, se ampliaron a 40.000.

La vacuna está basada en vectores de adenovirus, al igual que la de AstraZeneca en Oxford. Aunque tiene una característica que la distingue: usa dos adenovirus distintos -uno para la primera dosis y otro para la segunda- con la especulación de que esto aumentaría la respuesta inmunológica.

Voceros del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) –que financia la producción de esta vacuna- explican que no contiene adenovirus humanos vivos, sino que utiliza “vectores” adenovirales humanos que no se pueden reproducir “y son completamente seguros para la salud”.

El 4 de septiembre, investigadores rusos encontraron que la Sputnik V producía anticuerpos contra el coronavirus y efectos secundarios leves. Mientras tanto, Rusia negociaba acuerdos para suministrar la vacuna a diferentes países como Brasil, México e India. A esa lista se sumó ahora Argentina.

El desarrollo  de la vacuna rusa pertenece al Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya.

El desarrollo de las vacunas contra el coronavirus se ha hecho en tiempo. Foto Reuters / Archivo.

AstraZeneca y Universidad de Oxford

La empresa británico-sueca AstraZeneca y la Universidad de Oxford desarrollan una vacuna basada en un adenovirus de chimpancé llamado ChAdOx1, que comenzó los ensayos de fase 2/3 en Inglaterra e India (donde se la conoce como Covishield). Además, AstraZeneca lanzó ensayos de fase 3 en Brasil, Sudáfrica y Estados Unidos.

El 6 de septiembre, AstraZeneca detuvo los ensayos de la vacuna para investigar a un voluntario que desarrolló una forma de inflamación llamada mielitis transversa. En una semana, los ensayos recomenzaron en todos los países excepto en EE.UU., adonde recién se retomaron a partir del 23 de octubre.

Parte de la fabricación de esta vacuna se lleva a cabo en la Argentina.

Un frasco etiquetado con la leyenda “Vacuna coronavirus covid-19”. Foto Reuters.

En septiembre, la firma lanzó un ensayo de fase 3 en el que inscribió hasta 15.000 voluntarios en el Reino Unido y que podría ofrecer resultados a principios de 2021.

La vacuna que AstraZeneca desarrolló con la Universidad de Oxford es la más barata del mercado, a razón de 4 dólares por dosis. La Sputnik V costará más del doble, alrededor de 10 dólares la dosis.

El primer y único convenio que Argentina firmó hasta ahora es el de AstraZeneca. Será por 22 millones de dosis, informó la compañía este sábado al mediodía y posteriormente el Ministerio de Salud. Allí señalaron que se espera que las entregas comiencen durante el primer semestre de 2021, en caso de que los ensayos en curso resulten exitosos.

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *