Vacuna contra el coronavirus: “Los conflictos de intereses dejaron al margen cualquier sentimiento humanitario”



En el mundo no son pocos los que niegan la existencia del SARS-CoV-2, a pesar de la abrumadora evidencia de su existencia. También hay movimientos antivacunas que se niegan a recibir una vacuna contra el Covid-19. En Francia uno de cada tres cree que no son seguras y en Brasil en una encuesta surgió que el 25 % se resiste a la idea de vacunarse para prevenir.

Más allá de los negacionistas y de los escépticos, la información define un escenario complejo por la cantidad de gente que no está dispuesta a recibir la vacuna y que puede situarnos ante un crudo realismo que supere las utopías y los discursos triunfalistas.

Los expertos debaten acerca de a quién vacunar primero y cómo sería la asignación de vacunas a nivel global. Lo razonable es que la reciba primero el personal sanitario por su alto grado de exposición y la población vulnerable por su menor capacidad de respuesta inmunológica. Las naciones que producen la vacuna así como las que ya la compraron, e incluso acapararon más de las necesarias, sin duda tendrán la ventaja.

Nicolás Maquiavelo dejó en claro que la política no se rige por la ética. Entre las naciones priman los intereses a la hora de tomar acciones geopolíticas y de hacer negocios, pues la realpolitik está al margen de premisas éticas y morales. Por eso los países pobres tendrán que esperar la donación y los que, sin ser pobres, carecen de recursos suficientes para comprar millones de dosis estarán en una especie de limbo.

Sobre la vacuna el lector sostiene que “una vez más los conflictos de intereses dejaron al margen cualquier sentimiento humanitario”.

Si bien la historia de la medicina da cuenta de numerosas epidemias, incluso con una mayor letalidad, nunca antes se había producido una situación con las características de la actual pandemia.

Un escenario donde políticos oportunistas, mercaderes, espías y hackers contaminan el ámbito de la investigación científica. Donde también emerge el imperialismo de las grandes farmacéuticas y el nacionalismo en la fabricación de las vacunas.

Es lamentable que en un tema tan sensible para la humanidad haya aflorado un pragmatismo crematístico (que sólo busca acumular dinero). En efecto, una vez más los conflictos de intereses dejaron al margen cualquier sentimiento humanitario y la obligación moral que existe con el resto de la población del planeta. Con la pospandemia muchas cosas cambiarán, pero no las pasiones humanas.

Roberto M. Cataldi Amatriain

Doctor en Medicina, Director de Residencias Médicas y Presidente de la Academia Argentina de Ética en Medicina

(MN 42.169)

rcataldi@intramed.net

OTRAS CARTAS

“La muerte de Mauro debe llamar a la reflexión”

Mauro Rubén Ledesma (23) murió ahogado intentando cruzar el río Bermejo para ver a su hija.

La muerte por ahogamiento de Mauro Rubén Ledesma debería llamar a reflexión a las autoridades nacionales y provinciales acerca de las consecuencias de las prohibiciones al libre tránsito entre provincias. Mauro, con 23 años, se ahogó al intentar cruzar a nado el río Bermejo para ingresar a la provincia de Formosa para ver a su novia y a pequeña hija, luego de que se le denegara reiteradamente el permiso de entrada a dicha provincia.

La prohibición de circulación entre las provincias viola los artículos 9, 10, 11, 12 y 14 de la Constitución Nacional.

Las restricciones al tránsito dentro del país deben humanizarse y ser adecuadas a las normas constitucionales, sin perjuicio de razonables controles o protocolos de salud. El Preámbulo manda a las autoridades “constituir la unión nacional”, exigencia que se incumple si se facilita o promueve la desintegración o desunión familiar y social.

Además, la Argentina es federal (no es una confederación), de modo que las provincias deben respetar la Constitución Nacional.

Manuel R. Trueba

Docente de derecho constitucional

manueltrueba@yahoo.com

Aníbal Fernández. Foto: Mauricio Nievas.

¿Cómo entender a Aníbal Fernández a través de sus descalificaciones respecto de quién fue presidente de los argentinos? Una persona que también fue dos veces jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos y obtuvo el 41 % de los votos en las últimas elecciones.

Sus palabras no sólo ofenden a Mauricio Macri sino a todos los que lo hemos votado y no somos pocos. Aníbal Fernández es un gran leguleyo que juega con las palabras y por eso se cree superior. Pero el hecho de que él se crea superior no le da derecho a ofender y a maltratar.

Jorge Augusto Cardoso

jinete@outlook.com

Pide mayores acciones contra la inseguridad

“Dada la abundancia de motochorros también deberían abundar motopolicías con mejores motos”, propone el lector.

Ya estamos resignados de estar limitados a la libre circulación por la pandemia, lo cual puede ser razonable por razones sanitarias. Estimo que se trata de medidas extremas debido a una situación también del mismo tenor.

Como también tenemos una situación extrema en materia de seguridad, sobre todo en ciertas zonas catalogadas de alto riesgo se debería extremar los controles de los vehículos públicos donde viajan delincuentes armados, algunos con picanas y elementos afines a su actividad.

Nadie debería molestarse por robarle unos minutos al pasaje y esos controles podrían servir para desalentar a los que viajan armados y que generan finales trágicos muchas veces.

Además, dada la abundancia de motochorros también deberían abundar motopolicías con mejores motos que los delincuentes y entrenados adecuadamente,

Mario Conti

cmario1934@gmail.com

Desde marzo que no puede regresar a Buenos Aires

La lectora está varada en Jujuy desde el 13 de marzo.

Señor Presidente Alberto Fernández. Necesito viajar a la Ciudad de Buenos Aires. Estoy varada en Jujuy desde el 13 de marzo con mi mamá de 63 años y mi hermano.

La empresa Andes Líneas Aéreas me reprograman el vuelo desde entonces y ahora lo hicieron nuevamente cuando ya están habilitados. Me dieron ticket para el 21 de diciembre.

Estoy cansada del abuso de que no pueda volver a mi hogar y mi trabajo. Necesito poder volver en octubre.

Espero su pronta respuesta señor Presidente, ya que todos somos iguales y queremos regresar, no solo la gente que viaja por Aerolíneas Argentinas.

Evelyn Condori

evelyn_jc@hotmail.es

Una sugerencia para el Presidente

El ex presidente Néstor Kirchner y el presidente Alberto Fernández. Foto: María Eugenia Cerutti.

El presidente Alberto Fernández es un manifiesto admirador de Néstor Kirchner. Hace unos meses tuiteó que “la memoria colectiva lo recuerda como el gran Presidente que fue capaz de sacar al país de la postración”. También sugirió en otras ocasiones que desea que su gobierno se parezca al del exgobernante.

Personalmente pienso que se parecen bastante poco, dado que las circunstancias son distintas. Pero en un punto se asemejan: en ambos casos un exmandatario los designó como candidatos presidenciales y, luego de las elecciones, se convirtieron en presidentes.

De Kirchner se decía que era el Chirolita de Eduardo Duhalde, pero Néstor supo deshacerse de su mentor político y generó poder propio.

Fernández, para asemejarse realmente a Kirchner, tal como desea, debería hacer algo parecido con su mentora política, Cristina Fernández. Es a partir de esa fundamental decisión como el gobierno de Alberto podrá comenzar a parecerse al de Néstor para sobrellevar y revertir una gran crisis económica. Crisis como la del 2001 heredada y conducida por Kirchner, y la actual, vinculada a la pandemia, que deberá capitanear Alberto.

Jorge Ballario

psicologo.ballario@gmail.com

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *