Una perra perdió a sus cachorros en su embarazo y adoptó tres gatitos huérfanos para amamantarlos



Si bien no hay cifras oficiales, rescatistas y organizaciones de todo el mundo coinciden en que durante la cuarentena por la pandemia de coronavirus​ se produjo un aumento considerable de la cantidad de perros y gatos que entregaron en adopción, especialmente en familias con chicos.

Lo que no está cuantificado en cambio, son los casos raros, los inesperados, los que sorprenden. Y uno de esos momentos fue reproducido por la cadena de televisión ABC15 Arizona.

Esos momentos que los animales nos comparten llenos de amor y felicidad. Pueden mostrar mucha humanidad y, gracias a las redes sociales, las historias que eran desconocidas se empiezan a conocer. Así fue el caso de “Georgia”, una perra de raza pastor australiano que perdió a sus cachorros y terminó adoptando a unos gatitos callejeros sin madre que fueron hallados casi al borde de la muerte.

La historia de la perra “Georgia” y sus gatos fue reproducida por la cadena de televisión ABC15 Arizona y se viralizó en las redes.

“Georgia” fue hallada en una estación de servicio en la frontera entre Estados Unidos y México. Empleados del refugio Sunshine Dog Rescue la llevaron al recinto y descubrieron que estaba embarazada. Sin embargo, las crías nacieron prematuramente y murieron todas. El animal entró en una profunda depresión y nada lo reanimaba.

hasta que todo cayó en manos de Anita Osa, una la dueña de SDR. Osa es una experta: tiene la sensibilidad que le dieron 10 años como maestra de educación especial de primaria en el Distrito Escolar Paradise Valley y desde pequeña tuvo pasión por los perros.

Osa tuvo una idea: publicó en las redes sociales su historia y preguntó a sus contactos si algún cachorro necesitaba una madre lactante. Afortunadamente, alguien se puso en contacto y le explicó que tenía tres gatitos huérfanos. Se reunieron y, con miedo de que “Georgia” los rechazara, se los presentaron uno a uno.

Uno de los gatitos adoptados por la perra “Georgia” tomando la leche de su mamá.

Afortunadamente, la perra reaccionó de la mejor manera. “Se los presenté suavemente. Primero cogí uno y dejé que lo oliera. Como ella pareció aceptarlo, le que traje a los demás. Es increíble ver cómo se calmó instantáneamente”, relató Osa. Los pequeños se acostumbraron y ya formaron un vínculo enternecedor que promete seguir adelante a puro amor.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *