Una mujer fue asesinada y arrojada al pozo de una quinta del presidente del club Godoy Cruz



Dora Hidalgo (67) había desaparecido el 31 de agosto, cuando salió de su casa para darle de comer a los perros de una quinta que funciona como salón de fiestas y canchas de fútbol. Casi una semana después, su cuerpo apareció en un pozo a pocos metros del lugar donde la vieron por última vez en el municipio de Maipú, del Gran Mendoza.

Dora Hidalgo, fue asesinada en Mendoza, y su cuerpo arrojado a un pozo de agua de 100 metros.

En la tarde del sábado, por orden del fiscal Gustavo Pirrelo fue detenido un hombre de unos 35 años, que trabaja en tareas de mantenimiento de ese pozo de extracción de agua, en el predio de calle Perito Moreno 1639 de Coquimbito, Maipú. El lugar lleva el nombre de Luna India, tiene canchas de fútbol, jardines, una laguna y un salón de fiestas, cerrado desde marzo por la pandemia de coronavirus. El dueño es José Mansur, el presidente del Club de fútbol de Primera Godoy Cruz Antonio Tomba. La víctima y el principal sospechoso de femicidio eran empleados del predio.

La mujer había llegado desde Córdoba a vivir con su familia en Mendoza. Residía sola en una pequeña casa dentro de Luna India, donde trabaja en tareas de limpieza y se encargaba del cuidado de los perros. A pocos metros, en una casa continua, vive una de las hijas con su marido.

Cerca de las 17 horas, otro de los hijos que también trabaja en el predio pasó a visitar a su mamá antes de irse a su casa. Fue el último familiar que la vio con vida. “Su mamá le avisó que iba a darle de comer a los perros. La mujer tenía que trasladarse a 600 metros de su casa”, comentó a Clarín uno de los investigadores.

Mendoza 5 de septiembre de 2020 Policiales El predio Luna India, del dueño del Club Godoy Cruz Antonio Tomba, donde apareció el cuerpo de Dora Hidalgo. Foto: Mariana Villa / Los Andes homicidio, cuepo forence, Dora Hidalgo?

Esa misma noche, la familia realizó la denuncia por su desaparición, con la certeza de que no había podido irse lejos sin avisarles. “Buscamos a Dora. Fue vista por última vez en la zona de Villa Seca. No se ha ido por su voluntad: no llevó ropa ni DNI”, posteó su hermana Raquel a través de las redes sociales. Y dio detalles: “Ha dejado la puerta de su casa abierta porque supuestamente iba y volvía. No se llevó más que su celular, que tampoco aparece, y las llaves de ese predio. Estamos desesperados”, escribió la hermana.

Durante la semana, policías de Criminalística rastrillaron la quinta pero no encontraron a la mujer. El viernes pasado, otro empleado del predio Luna India, quien trabaja como casero y vive en la propiedad, fue quien vio varias moscas alrededor del pozo. Levantó una tapa de cemento y advirtió que había arrojado algo que desprendía olor nauseabundo. Avisó a la Policía, quienes junto a personal de Bomberos, trabajaron varias horas hasta poder retirar el cuerpo que había caído alrededor de 60 metros. Fue necesario que uno de los bomberos ingresara de cabeza para abajo con un arnés. El cuerpo había quedado estancado y costó retirarlo.

El caso es investigado como un femicidio. Las pericias forenses permitirán saber cómo murió. El empleado detenido era quien hacía tareas de mantenimiento y el encargado del pozo donde extraían agua. Solo tres personas tenían llave para acceder al sitio donde está el pozo, que está cerrado con candado: el casero, el empleado de mantenimiento y el hijo de la mujer.

Las declaraciones de familiares de la víctima en la Justicia permitieron conocer que la mujer había discutido y tenía problemas con este hombre por motivos laborales. Descartaron cualquier relación sentimental. El sospechoso fue detenido en un allanamiento a su vivienda, será imputado por femicidio y enviado al penal.

Mirá también Mirá también

GS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2