Una fiesta clandestina en Costanera Sur terminó a las trompadas y con ocho detenidos



La Policía de la Ciudad detuvo en la noche del martes a ocho participantes y organizadores de una fiesta clandestina de más de 300 personas que se realizaba en la vía pública de la Costanera Sur. La intervención terminó con incidentes entre los presentes y el personal policial.

Oficiales de la Comisaría Vecinal 1E de la Policía de la Ciudad acudieron a la avenida Hernán Giralt y Macacha Güemes, debido a que en la vía pública se estaba desarrollando una reunión multitudinaria convocada por ciudadanos dominicanos y venezolanos.

La música era reproducida desde parlantes instalados en varios autos y camionetas, una de las cuales, marca Toyota Hilux de color blanca, se dio a la fuga cuando intentaban identificar a sus ocupantes, informaron fuentes policiales.

Cuatro de los ocho detenidos en la fiesta clandestina en Costanera Sur.

Debido a la hostilidad demostrada por los organizadores, los efectivos debieron solicitar la presencia de personal de la división Operaciones Urbanas de Contención (DOUC), Brigadas de Prevención y Tránsito, y funcionarios de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), que verificaron que se estaban distribuyendo bebidas alcohólicas que habían llevado en los mismo vehículos de donde se reproducía la música.

Algunos de los concurrentes comenzaron a arrojar piedras y botellas al personal policial, resultando en la detención de ocho personas: tres hombres (los organizadores) y tres mujeres de nacionalidad dominicana, un ciudadano peruano y una mujer argentina.

Otro de los detenidos en la fiesta clandestina de Costanera Sur. Foto Policía de la Ciudad.

Producto de las agresiones resultaron con heridas leves tres oficiales, quienes fueron atendidos por el SAME en el lugar.

La fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 14, a cargo del Dr.Paulo Horacio Gaspani, dispuso la detención de las ocho personas imputadas por “desobediencia, atentado y resistencia a la autoridad” y “lesiones”, y el secuestro de dos vehículos particulares pertenecientes a los organizadores.

La fiesta se realizaba en el contexto del aún vigente aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus. Actualmente, en la Ciudad se permite las reuniones sociales en espacios abiertos, pero respetando las medidas de distanciamiento social y con un máximo de asistentes, muy por debajo de la enorme cantidad de gente que había en la fiesta clandestina.

Uno de los autos secuestrados en la fiesta clandestina en Costanera Sur. Foto Policía de la Ciudad.

PJB

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *