Turismo del vino en Mendoza: abrieron 12 restaurantes de bodegas para visitantes de la región



La gastronomía ligada al vino activó el turismo regional en Mendoza. Desde este fin de semana y a casi tres meses de haber cerrado por la pandemia del coronavirus, vuelven a funcionar 12 cocinas del enoturismo. Y, dentro de esa apertura, los hoteles con restaurantes fueron autorizados a alojar a sus clientes que vivan en su misma región.

El enoturismo ha sido un gran generador de ingresos y empleo en las provincias vitivinícolas, con 245 bodegas abiertas al turismo.

En 2018, la última encuesta del Observatorio del Enoturismo estimó en 1,7 millón de visitantes y 1.300 empleos directos. Solo en Mendoza fueron 1,1 millón de turistas recibidos.

El enoturismo es un gran generador de ingresos y empleo en las provincias vitivinícolas como Mendoza.

“En Mendoza hemos logrado aplanar la curva de los contagios y es el momento de abrir al turismo que provoca un efecto de derrame en la economía provincial”, dice Claudia Yanzón, operadora del enoturismo y creadora del bus vitivinícola. Advierte que será lenta la llegada de turistas: primero visitantes de Mendoza y luego de provincias vecinas. Y comenta: “Queremos ofrecer propuestas desestructuradas, como picadas, un picnic entre viñedos, y actividades culturales y recreativas”.

Mirá también

Bares, restaurantes y hoteles

El 28 de mayo, el gobierno de Mendoza autorizó la apertura de bares y restaurantes. El protocolo establece el uso del tapabocas, una ocupación del 50 por ciento de la capacidad de salón, hasta seis comensales por mesa, y la firma de una declaración jurada por cada reserva para rastrear contactos en caso de algún contagio de Covid-19.

Vista aérea de la Plaza Independencia, Mendoza. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

La misma resolución provincial habilitó el hospedaje en hoteles​, limitado para quienes vivan en la misma región dentro de la provincia de Mendoza. “Podrán alojarse las personas que asistan a cenar a los restaurantes ubicados en hoteles, posadas u otro tipo de alojamiento”, determinó el protocolo.

La ministra de Turismo y Cultura de Mendoza, Mariana Juri, adelantó que, de acuerdo a cómo vaya funcionando esta primera etapa de cercanías, el Gobierno podrá permitir el “tránsito entre regiones”.

El sector hotelero gastronómico se ilusiona con poder recibir en las vacaciones de invierno a turistas de otras provincias con baja incidencia del virus.

Park Hyatt mendoza, frente a Plaza Independencia.

El primer hotel que anunció una promoción especial para mendocinos es el Park Hyatt Mendoza, frente a Plaza Independencia. Con un protocolo específico, ofrece alojamiento para dos personas, cena en su restaurante Bistro M y desayuno, por 9.800 pesos.

El hotel tiene 186 habitaciones y cada visitante debe ingresar con barbijo o tapabocas, desinfectar su calzado en la alfombra sanitizante, tomarse la temperatura, mantener distanciamiento social y firmar una declaración jurada.

Para evitar el contacto de los huéspedes con picaportes y elementos físicos, la cadena Hyatt ha lanzado una aplicación para celulares que permite hacer check inn, abrir la puerta de la habitación y llamar al room service, entre otros servicios habilitados. Y, cuando se retira el huésped, la habitación debe permanecer 48 horas vacía. Luego, ingresa la mucama para realizar la desinfección y armado de habitación para el próximo alojado.

Bodega Andeluna Argentina, en Tupunmgato (Valle de Uco, Mendoza).

Mirá también

Primeras bodegas abiertas al turismo regional

Son 12 las bodegas que han resuelto abrir sus restaurantes y comenzar a recibir visitas, en especial los fines de semana y con clientes que residan en sus regiones, en un radio aproximado de 50 kilómetros. Entre ellas: Andeluna, Fogón de Bodega Lagarde; Pan & Oliva de Familia Zuccardi; Abrasado de Bodega Los Toneles; Rosell Boher; Tierras Altas; Bodega A16; Casa Vigil Il Mercato y Palmares; Osadía De Crear de Balbo Wines, Rincón Atamisque, Giménez Riili y Club Tapiz.

Bodega Rosell Boher, una de las que abre su restaurante al turista regional.

Otras cuatro bodegas referentes del enoturismo, Monteviejo, Chandon,Terrazas de los Andes y Trapiche, han habilitado sus cocinas pero solo con sistema de delivery. Tienen pensado abrir sus restaurantes al público cuando haya mayor apertura al turismo nacional.

Expectativas para las vacaciones de invierno

Las responsables de hospitalidad de las bodegas, de sus restaurantes y hospedajes, acaban de concluir un sondeo para analizar el interés y las expectativas del futuro viajero. La consulta a 1.300 visitantes, contactados a través de grupos de whatsapp y redes sociales, fue realizada desde el 30 de abril al 15 de mayo. El 67% de los que respondieron residen en Mendoza y el 33%, en el resto del país. El 47% de los encuestados pertenecen al rango etario entre 19 y 39 años, el 46%, entre 40 y 60 años y el 7%, más de 60 años.

Viñedos y la cordillera de los Andes como parte del increíble escenario de Mendoza.

El 93% dijo haber visitado una bodega y el 7%, nunca estuvo. Del total de consultas, el 79% dijo que volvería a una bodega, el 19% que tal vez lo haría y el 2%, que no pensaba hacerlo. Sobre acompañantes, surgió que primero los amigos y, luego, la pareja, para ir a comer o degustar vinos en una bodega. La mayoría mencionó que le gustaría acompañar los vinos con gastronomía y actividades culturales, como música (65%), clases de cocina  y cine al aire libre (35%).

A partir de estos datos, hay consenso entre los prestadores que al principio no podrán abrir todos los días porque demanda será escasa y que deberán ajustar sus servicios a valores en pesos y para un cliente de cercanía.

Mirá también

El visitante no podrá movilizarse en transporte público y, en general, llegará en vehículo particular, por lo que habrá que premiar al conductor responsable que no podrá beber vino. Son muchas las bodegas que ya han desarrollado esta acción de otorgar un obsequio al conductor que traslade al grupo, que puede ser un sacacorcho o una botella de vino para llevar a casa.

Desde la Comisión del Turismo del Vino de la Corporación Vitivinícola, Rodrigo Lemos, dijo que conocer la opinión del  turista del vino post pandemia, pretende ser una “luz amarilla en la niebla”  que estamos atravesando y que, de a poco, empieza a esfumarse.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1