También hay que poner foco en la salud mental



En este momento el esfuerzo del país está orientado a contener el ritmo de contagios del coronavirus a través de distintas estrategias y en brindar atención a aquellos que han sido alcanzados por el virus evitando que colapse el sistema de salud. Hasta el momento, el resultado es altamente positivo, se ha conseguido el objetivo de evitar un gran número de muertes.

Ante este logro es necesario ahora poner el foco en otro aspecto indispensable a nuestro bienestar: la salud mental. El dato presentado por el Observatorio de Psicología Social Aplicada (OPSA) de la UBA publicado por Clarín es alarmante, casi el 70% de los consultados manifiestan sufrir malestar psicológico. A su vez, indicadores que requieren atención son el incremento del uso de medicación sin prescripción, de alcohol y tabaco como la necesidad expresada en distintos estudios de recibir atención o contención psicológica.

El aislamiento social está impactando psicológicamente en toda la población y el deterioro de la situación económica seguramente potenciará malestares aún mayores. Esto ya se ha visto en la Argentina y en el mundo luego de la crisis económica de 2008.

En San Isidro, disponemos de un sistema de Salud Pública con alta tecnología y servicios innovadores. Contamos con tres hospitales municipales y 16 centros de atención primaria que, ante esta inesperada pandemia, nos encuentra en posición de poder contener a nuestra población. Por eso, en paralelo a la ayuda urgente que dispusimos en el plano social y económico (baja de tasas a los comercios e industrias, entrega de bolsones de comida y viandas a los sectores más vulnerables como a los adultos mayores y personas con discapacidad, entre otras medidas) hemos intensificado la articulación con ongs y entidades profesionales para brindar servicios gratuitos de salud mental.

A nivel público brindan atención virtual y canales de consulta los equipos profesionales de Salud Mental; el Servicio de Prevención del Estrés Psicosocial; los servicios de atención a la niñez y adolescencia como los Grupos de terapia Multifamiliares. Además, se han hecho alianzas con escuelas de Counseling y ong especializadas en la compañía de personas y familias que atraviesan una enfermedad; contamos con una importante red voluntarios quienes también brindan contención remota y servicios de proximidad para cubrir necesidades básicas de alimentación y medicamentos; potenciamos nuestra red público-no gubernamental para la atención a quienes padecen el consumo abusivo de sustancias como promovemos con clases online la actividad física y talleres con actividades para el hogar.

Es indispensable que los distintos niveles de gobierno pongamos en el centro de la escena la salud mental. El COVID19 tarde o temprano va a pasar pero las consecuencias psicológicas de la pandemia persistirán y es nuestro deber como servidores públicos brindar respuestas para anticiparnos a este problema y mitigar lo mejor posible sus consecuencias.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1