Sobre las declaraciones de Raúl Zaffaroni



Al ex juez de la Corte Suprema Raúl Eugenio Zaffaroni no se le puede atribuir ignorancia. Sabe. Lo que lo hace más aterrador. Si no supiera, se le podrían explicar las diferencias entre la prensa opositora que llama “medios hegemónicos” y la propaganda nazi. Pero lo sabe, lo suyo es alevosía. Sabe que el nazismo había anulado a la oposición, que el partido era hegemónico, no había otra voz. Por suerte hoy se puede opinar, es una de las cosas que define un estado democrático.

Mirá también

Seguro que recuerda que Carl Schmitt, prestigioso teórico del derecho, autor de las leyes antisemitas de 1935, dijo: “La democracia es un estado fuerte que debe tener bajo su control todas las esferas de la vida, con un pensamiento único y una sola línea ideológica”. Debe saber también que Goebbels estableció los 11 principios de la propaganda nazi, tres los cuales son: transposición -si no se pueden negar las malas noticias hay que inventar otras que las distraigan-, orquestación -repetir siempre las mismas ideas, pocas pero insistentes-, renovación -derramar cosas nuevas todo el tiempo para que cuando sean respondidas la gente ya esté interesada en otra cosa-. Y no dudo que haya leído la opinión de Hitler sobre la propaganda que “no consiste en decir la verdad sino en señalar un enemigo común que sirva a nuestros objetivos de unidad nacional”.

Mirá también

Los tres mencionados, fueron responsables directos de la dictadura nazi, de la guerra y del Holocausto. Es increíble que el profesor Zaffaroni coincida con ellos y es indignante ver como la venda ideológica y partidaria enceguece y genera comparaciones que, bien leídas, son autoincriminantes.

Diana Wang

Miembro del Museo del Holocausto de Buenos Aires

diana@dianawang.net

OTRAS CARTAS

Saludos y reflexiones por el Día del Periodista

Mariano Moreno.

El 25 de mayo de 1810 cambió la vida del Virreinato del Río de la Plata. Nuevos aires de libertad soplaban y había que contarle al pueblo qué pasaba y porqué. La solución, editar un periódico y quien mejor que el Secretario Mariano Moreno para esa tarea. De su pluma salían casi todos los decretos y demás escritos del gobierno, era inquieto, inteligente, revolucionario y sobre todo un patriota.  Es así que el 7 de junio de 1810 se edita el primer ejemplar de La Gazeta de Buenos Ayres, primer periódico del gobierno patrio y como la mayoría del pueblo era analfabeto se leía en los templos durante las ceremonias. Sus primeros redactores fueron Mariano Moreno, Manuel Belgrano y Juan José Castelli. El Congreso Nacional de Periodistas, celebrado en Córdoba, en 1938 estableció esa fecha como Día del Periodista. El Instituto Moreniano, celebra todos los años al pie del monumento a Marino Moreno, en Plaza Lorea, con un acto importante y con mucho sentimiento este día. Este año la cuarentena nos impide reunirnos. Pero de todos modos reconocemos a los periodistas que por su actividad en primera línea ante esta emergencia nos mantienen informados sobre el Covid-19 y sus desmanes. Muchas felicidades en su día, les desea el Instituto Moreniano.

Adolfo Fioranelli

Presidente Instituto Moreniano

adolfofioranelli@yahoo.com

Mirá también “El pueblo tiene derecho a saber la conducta de sus representantes”, así rezaba en 1810 La Gaceta de Buenos Aires en la pluma de Mariano Moreno, su fundador. Era un 7 de junio. En su honor, se celebra el Día del Periodista. A través de su labor estamos cerca del mundo. En estos días tan especiales que nos toca vivir caminan las calles de los más recónditos lugares. Se arriesgan para traer a nuestras casas desde las pantallas, desde la radio o ese diario que acompaña nuestro desayuno la información de los hechos aciagos que en estos días vive el mundo.  El Covid-19 nos quiere vencer, pero no podrá. Nuestros antepasados sufrieron guerras atroces, catástrofes epidemiológicas, desastres de la naturaleza. Allí el periodismo fue el nexo entre las circunstancias y nosotros. Apostaron con entusiasmo a esta profesión entre otros, Gainza Paz, Roberto Noble, Natalio Botana, Bartolomé Mitre y en nuestros días Jorge Lanata, Fernández Díaz, Magdalena Ruiz Guiñazú, y muchos más. Todo lo reflejan esas columnas de revistas, diarios, periódicos, entrevistas televisivas, y por supuesto, nuestra amiga la radio. La tecnología no ha hecho más que incrementar las ansias de informarse. Además de las novedades el periodismo nos ofrece notas que enriquecen nuestro conocimiento. Que nos demuestran que todos los hombres y mujeres atravesamos similares angustias y vivencias. A pesar de suspensiones, prohibiciones y ataques injustificados la prensa libre es el sinónimo de la democracia.

Rosa de la Fuente

rosabfuente@hotmail.com

Mirá también El periodismo es una profesión de riesgo sin la cual la democracia que pretendemos no podría subsistir. ¡Feliz día!

José Mancera

josefmancera@hotmail.com

Solamente quiero enviarles un saludo muy especial. Y felicitar al prestigioso diario Clarín por sus tres páginas con los nombres de tantas inocentes víctimas femeninas a manos de hombres despiadados y que no merecen ser llamados seres humanos. En la Argentina maravillosa hace falta religión, moral y ética.

Marta Helena Stange

stangede@gmail.com

Apreciados periodistas, vivimos en un mundo de permanentes cambios y gracias a ustedes nos mantenemos informados, es por eso que en su día, desde ABAPPRA queremos hacerles llegar nuestro saludo, respeto y admiración por su tarea. ¡Felicidades a todos los periodistas!

Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina

rrpp@abappra.org.ar

Mirá también Envío mis más sinceras felicitaciones por el Día del Periodista. Es innecesario resaltar de qué modo el periodismo libre contribuye a fortalecer la democracia. La información es un insumo esencial para adoptar buenas decisiones. El cotejo de opiniones diversas nos ayuda a formar nuestro propio juicio. Y las investigaciones periodísticas son un factor de enorme trascendencia para el control de los gobernantes. Por eso son preocupantes las voces que una vez más, bajo el hipócrita manto de pretender una “pluralidad de voces”, en verdad quieren imponer un relato único. La emergencia sanitaria potencia ese efecto anestesiante de la opinión pública, que es imperioso contrarrestar con múltiples puntos de vista. Sabemos que en algunos sectores la vocación autoritaria está siempre latente, pero no tendrá terreno fértil mientras haya una abundante circulación de información y de pareceres. Las redes sociales facilitan esa tarea, pero la existencia de un periodismo libre, serio y responsable sigue siendo imprescindible.

Jorge R. Enríquez

jrenriquez2000@gmail.com

Mirá también Todo tiempo es difícil para el periodista. Porque debe analizar, opinar e informar sobre el presente y avizorar el futuro sin omitir el pasado con la mayor certeza posible. Que la información se ajuste a la realidad es un imperativo para toda agencia informativa. Pero a dicho imperativo, no todos lo respetan.  Un ejemplo de esto es todo lo escrito sobre la pandemia, el coronavirus y la cuarentena, y todo lo opinado sobre las decisiones de los gobernantes del mundo en estos duros momentos Por eso considero importantes algunas opiniones referidas a la actividad y al periodismo. Una vez leí estas palabras firmadas por el periodista Juan Carlos Romero Puga: “La información es un bien público; llega a los ciudadanos como una oportunidad para conocer sus problemas, debatirlos, compartir puntos de vista comunes y contrastar sus realidades con las de otros. Se esperaría, pues, que el periodismo y quienes lo ejercen se rijan por principios como la verificación estricta y mantengan una obligación de veracidad y honestidad con sus públicos. Hacer que la realidad se ajuste a lo que informamos y no al revés, constituye un fraude a la sociedad”.

Daniel E. Chávez

edchavez58@yahoo.com.ar

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1