Se casaron por videoconferencia sin conocerse en persona y 20 días después de chatear por primera vez



Meetings laborales, zoompleaños, citas con distanciamiento social, despedidas virtuales, reuniones de amigos y hasta casamientos… Todo vale en tiempos de pandemia de coronavirus para mantener los vínculos sociales activos, y de esa forma no sentir que la soledad se acrecienta.

Pero estas épocas de confinamiento si por algo se caracterizaron fue por ser una permanente caja de sorpresas, con noticias que sacude y llaman la atención. Como el caso de una brasileña y un alemán, que se casaron por videollamada, pero con la particularidad de que no se conocían personalmente y tan sólo 20 días después de haber cruzado su primera palabra.

Es la historia de Cíntia Araújo, de 39 años, y Timo Arnstadt (45), quienes decidieron llevar a cabo su boda sin haberse visto las caras ni tocado nunca antes en su vida, según informó el diario O Globo.

La entrada al altar virtual, vestida de blanco y con un ramos de flores.

El hecho sucedió mediante una videoconferencia después de 20 días de comunicación en línea. “Nos presentó un amigo en común, que es pastor, y creyó que nos llevaríamos muy bien”, contó la mujer.

Según informaron medios locales en las últimas horas, la historia empezó con mucha fuerza: “El primer día, sin conocernos, hablamos durante dos horas”, recuerda la brasileña.

Luego decidieron dar otro paso adelante y los primeros días de relación la pareja probó una especie de convivencia virtual: dejaban las cámaras encendidas todo el tiempo y lograron conocerse en intimidad. Todo funcionó tan bien que él le propuso matrimonio.

Cintia en una playa paulista; Timo en Kenia, donde realiza trabajo social.

“Sé que no todos se casarían con una persona a la que ni siquiera vieron en persona. Mis amigos me dijeron que estaba loco, pero les expliqué que me enamoré de ella tiene la actitud y la personalidad correcta, además de ser hermosa. Tenemos los mismos planes. Todo lo que sé de ella me basta”, detalló Timo.

La boda fue filmada. Ella entró con un hermoso vestido blanco de novia con un ramo de flores rojas y blancas; el fue de smoking. Estuvieron presentes familares, amigos y allegados. Y hasta se transmitió en vivo en Kenia, donde Timo tiene muchos compañeros debido a que allí realiza trabajo social.

El primer beso fue días después de la boda, en el Aeropuerto de San Pablo.

Felizmente casados, a los pocos días de celebrar la boda virtual él pudo viajar para conocer a su esposa. Se encontraron en el aeropuerto de San Pablo y no sólo se dieron su primer beso, sino que además intercambiaron los anillos.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2