San Pablo, rival de River en la Copa Libertadores, ganó y marcha segundo en el Brasileirao



Marcelo Gallardo deberá anotar el 3 a 1 de San Pablo sobre Fluminense, porque el primer rival de River en el reinicio de los partidos de la fase de grupos de la Copa Libertadores viene afilado y está segundo en el Brasileirao con 16 puntos, a uno del Inter de Porto Alegre.

Superarse a sí mismo es una cualidad que destaca a San Pablo. Un equipo que arrancó mal el semestre, con una eliminación inesperada del campeonato paulista ante un rival de cuarta división (Mirassol), pero que se ha recuperado incluso cuando en el devenir de los partidos perdió indefinidamente y por lesión a su capitán, Dani Alves (fractura en el antebrazo derecho).

Una nueva demostración de la capacidad de resiliencia del próximo rival de River fue su victoria ante Fluminense: comenzó abajo por un error propio, pero un cambio táctico de su entrenador permitió que el resultado mutara a 3-1.

Si San Pablo terminó el domingo en la segunda ubicación del Brasileirao no fue sólo por el empate del Inter de Coudet ante Bahía (2-2).

Supo recomponerse luego de un arranque algo desprolijo que le valió estar 0-1: un pelotazo frontal cruzado no fue bien cubierto por Igor Vinicius, quien además tardó en acomodarse, permitiéndole a Wellington Silva rematar con cierta facilidad.

Brenner celebra su gol. Foto Reuters

La desventaja desnudó una de las problemáticas del equipo de Fernando Diniz: en la zona defensiva es vulnerable. Incluso 25 minutos antes de convertir, el propio Wellington había exigido a Tiago Volpi, de formidable doble atajada.

Ahora bien, así como su última línea por momentos se muestra permeable, sus atacantes son implacables cuando sincronizan.

Porque San Pablo presiona. Exige a los rivales a su salida. Incluso arriesgándose a quedar mal parado, puesto que sus laterales pisan por momentos más el área ajena que la propia. Un ejemplo: Hernanes descargó, Reinaldo -marcador de punta izquierdo- remató, generó un rebote e Igor Vinicius, dueño de la banda derecha, desvió por milímetros un remate.

Los jugadores de San Pablo festejan el triunfo en el Brasileirao. Foto Reuters

Hizo falta que Diniz rearmara la zona de ataque para potenciarla. El ingreso de Brenner volvió más vertical al equipo. El recién ingresado no sólo convirtió el 1-1 con un buen movimiento para descolocar a Marcos Felipe, sino que diseñó una jugada individual con slaloms y fintas, que terminó, luego de un remate en un palo, con el toque sutil de Luciano para el 2-1.

Sobre el final, ya sobre el descuento, hubo tiempo para que Vitor Bueno marcara el 3-1 mientras en Porto Alegre el que marcaba era Bahía, de penal.

La combinación de resultados -y de jugadores propios- le dio la posibilidad a San Pablo de acercarse a un punto del líder. Y de seguir demostrando que está mejorando. River debe estar atento.

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2