Ricky Martin: “Yo no alquilé un vientre”



En este cuarentena por coronavirus, Ricky Martin​ otorgó más notas que en tantos períodos silenciosos de sus vida. A corazón abierto, el puertorriqueño llegó a admitir su depresión por la crisis mundial y contó su temor ante la enfermedad.

“He tenido mis altas y bajas, he sentido miedo, coraje, frustración, incertidumbre, depresión, tristeza, pero, todo esto nos está pidiendo calma, silencio. No dejo que nadie salga de casa. En el único que confío que va a volver soy yo, entonces, salgo con mascarilla, guantes y y mi botellita de alcohol. Y sí, es fuerte pensar que regresarás con algo y contagiarás a la gente que amas, mis hijos, mi marido, pero, tengo que hacerlo, soy el papá”, comentó en abril.

Ahora, volvió a otorgar una entrevista, en esta ocasión a El País de España. Y profundizó en esa sensación extraña que le produce el encierro y el riesgo de contraer el virus. “Estamos como en un limbo y es importante que lo aprovechemos para buscar, para confrontar nuestros demonios, convertirnos en mejores personas y evolucionar. Mi música me ayudó a canalizar este tsunami de emociones que sentía. El confinamiento ha sido como un psicoanálisis”, comenzó.

Ricky Martin y su hijo Matteo.

“El optimismo es un mecanismo de defensa y una decisión que tomo todos los días. Pero soy realista también. Tengo cuatro hijos en casa, tengo que aparentar que está todo bien, hasta cierto punto, tampoco les voy a mentir. Quiero poder decirles: ‘estoy asustado hoy, hijo mío’, eso les fortalece. Esa vulnerabilidad. Quiero que crezcan vulnerables, en contacto con sus emociones y las de los suyos, que lo vivan todo como real. Y esto la pandemia nos lo ha permitido”, agregó.

Más tarde, cuando se le preguntó si el reggaeton es “machista”, el cantante de Livin’ la vida loca opinó: “Nos tenemos que dejar la hipocresía, porque todos somos machistas, hasta las mujeres. Pero hay veces que usamos palabras que están muy cargadas de sangre. Cuando oigo a alguien decir “jodido maricón”. O “jodido negro”, son palabras que escucharon víctimas de crímenes de odio justo antes de morir. Ahí es donde tenemos que tener cuidado. Sobre las mujeres: ustedes son fuertes, ustedes tienen todo para hacer lo que quieran con nosotros. Yo soy feminista, yo estoy con las mujeres”.

Fue entonces cuando el periodista de El País repreguntó: “A propósito de palabras, ¿le ofende oír “vientres de alquiler”?”. Martin fue contundente: “Yo no alquilé un vientre, a mí me prestaron el vientre, y varias veces, y tengo en un pedestal a estas grandes mujeres que me ayudaron a criar a mi familia. Como tengo en su pedestal a María, la Virgen, que prestó su vientre para que Jesús viniera al mundo”.

El beso de Ricky Martin y su pareja en el último video de René Pérez.

Padre de Matteo, Valentino, Lucía y Renn, el artista está en pareja con Jwan Yosef desde 2017. Más de diez años atrás decidió ser padre mediante el método de subrogación de vientre. En octubre de 2019 anunció el nacimiento de Renn, el cuarto de la dinastía Martin.

​Ricky no canta en público desde el 28 de febrero. “Mi último show fue allí, en la Argentina. De ahí vine directamente para aquí (Miami) y ya no pude salir más. Creía que se había acabado todo”, comentó a Clarín hace unas semanas. “Esto es una locura, lo más importante es pasarlo con paz mental”.

El hombre de los hits como Fuego contra fuego, La mordidita y tantos temas más que van desde baladas a ritmos rápidos, ya hizo su aporte solidario en medio de la pandemia. Su fundación dijo presente en Puerto Rico, junto a Project Hope y Charity Stars. Entregaron equipos de protección individual para los trabajadores de la salud: mascarillas, guantes y batas.

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1