Rematan una mansión de US$ 2 millones porque su dueño nunca pagó el ABL



San Isidro chico es un barrio cerrado en el corazón de Zona Norte. Del otro lado de los muros de la calle Los Robles al 800, en Béccar, se esconden mansiones millonarias de propietarios que casi ningún vecino  conoce. Suelen tener muy bajo perfil y cuentas bancarias exorbitantes, pero que no siempre cumplen con los impuestos. Es el caso de una lujosa mansión valuada en U$S 2.000.000 -según calcularon inmobiliarias de la zona- que el Municipio de San Isidro mandará a rematar por mantener una deuda millonaria en la tasa municipal de ABL.

El inmueble está a nombre de una sociedad off shore, con domicilio en las Islas Vírgenes. Se trata de una propiedad construida en 3 niveles de 700 m2 cubiertos enclavada sobre un terreno de 1.000 m2, con parque y piscina de 35 m2, 7 dormitorios, 7 baños, quincho y cocheras. Y desde 1999 no paga ni una sola boleta de ABL y se pudo constatar que no paga desde que fue adquirida.

“La propiedad no está con signos de abandono sino que tiene todos los indicios de parecer habitada. Se demoró mucho en poder notificar porque no había nadie presente. Ahora pudimos tener contacto con alguien que se identificó como cuidador” de la propiedad. Y es muy injusto que un 20 % de los propietarios más acaudalados que no cumplan con sus obligaciones tributarias”, indicó María Rosa García Minuzzi, secretaria legal y técnica del Municipio. 

“Mientras la gran mayoría de los vecinos de San Isidro hacen un esfuerzo por pagar el ABL, y con ello sostienen los servicios de Salud en plena pandemia, el patrullaje municipal, el cuidado del espacio público, otros especulan y llegan a deudas siderales. Es una injusticia y un perjuicio para todos. Vamos a continuar rematando las viviendas cuyos titulares no hayan mostrado, como en este caso, una mínima voluntad o interés de pago”, afirmó el intendente Gustavo Posse.

La propiedad tiene 700 m2 cubiertos sobre un terreno de 1.000 m2, con parque y piscina de 35 m2, 7 dormitorios, 7 baños, quincho y cocheras.

En abril de este año, el municipio mandó a rematar unas 40 mansiones que tenían grandes deudas de ABL. En su mayoría estaban a nombre de sociedades comerciales, y adeudaban más de $1.000.000 de ABL.

La noticia llegó en plena crisis nacional por el coronavirus: viviendas -algunas a nombre de sociedades comerciales- que adeudan cifras millonarias de la tasa municipal (ABL) y tienen un valor inmobiliario promedio de más de un millón de dólares. La pregunta, obvia, es la misma que se hacen los vecinos del exclusivo barrio de zona norte, una de las de mayor poder adquisitivo: “¿Tienen dinero para vivir de ésta manera y no para pagar los impuestos? Entonces que les rematen las casas”.

Sobre la calle Las Heras, en Martínez, con dos entradas para autos y una señorial escalera de ingreso, está una de las casas en cuestión cuya deuda asciende a $1.082.282,30. En Presidente Quintana, otra de las casas que Google Maps muestra hasta con garita de seguridad, le debe al Municipio $1.800.000. Una casa preciosa, con una veleta en forma de barco en su techo, y que lamentablemente perdió el norte impositivo.

San Isidro tiene uno de los mayores índices de cobrabilidad de ABL de la Provincia de Buenos Aires, con un 80% de cumplimiento.

En Acassuso también hay mansiones que no supieron llegar al día con el ABL. Es el caso de la casona ubicada en Andrade Olegario al 200. Detrás de su preciosa puerta de color rosa y sus paredes en tonos pastel, se esconde una deuda de $1.137.981,50.

Entre las 15 propiedades, se estima que al día de hoy adeudan la exorbitante cifra de 20 millones de pesos. “En un momento en el que por razones forzosas ante el aislamiento social, no hay ingresos por las tasas que les cobramos a los comercios, es imperativo que quienes pueden, paguen el ABL”, le dijo Posse a Clarín.

Ahora esta nueva subasta, también por orden judicial, deberá ser publicada en la web de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires (Portal de Subastas Electrónicas). El día y horario será determinado por el Registro General de Subastas Judiciales. Según indicaron desde el ejecutivo, los remates continuarán en esta segunda etapa, con el objetivo de reducir al mínimo los incumplimientos en los pagos del servicio municipal.

Aunque San Isidro tiene uno de los mayores índices de cobrabilidad de ABL de la Provincia de Buenos Aires, con un 80% de cumplimiento, la medida tiene como objetivo no perjudicar a los vecinos que pagan, aun con dificultades.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1